El Deportivo vuelve a empezar

.

Mandó a Çolak a la grada. Prescindió de Sidnei. Sentó a jugadores irreconocibles por su rendimiento. Y probablemente no cambió más para no desconcertar a la plantilla. Nadie podrá decir que Pepe Mel no tomó decisiones comprometidas tanto para mejorar el equipo como para generar una reacción en el vestuario. En busca de la tecla que transformase al Deportivo en algo más que el desesperante bloque de las últimas temporadas. Pero unos días por su debilidad defensiva y otros por entregarse al juego en largo, describía un rumbo peligroso. Hasta hoy. El triunfo empezó a construirse desde atrás, al margen de un par de llegadas en cada tiempo del Alavés.

Claro que resulta más fácil apuntar una reacción contra el colista. Pero el Deportivo, pese a todas las imperfecciones que se puedan encontrar a su encuentro, apunta indicios de mejoría. La sensación, ahora sí, de que la pretemporada puede quedar atrás. Coincide este mejor encaje de todas las piezas, este final del verano para el equipo, con la puesta a punto de Lucas para aportar ahora ya como titular. Pero, sobre todo, la mejoría llega liderada por con tres o cuatro jugadores que pueden transformar al equipo. Da gusto ver a un chaval como Valverde desplegarse con esa jerarquía por el campo. El manejo de balón y la toma de decisiones de Schär, con su elegancia para arrancarse con la pelota hacia adelante, pueden propiciar el salto de calidad de la zaga que Sidnei no conseguía. Y Fede el gambeteo entre líneas de Cartabia permite al equipo salir del juego plano cuando las ideas escasean.

El sufrido triunfo ante el Alavés es un primer paso. La victoria que ojalá desbloquee a un equipo con recursos para no sufrir.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
22 votos
Tags
Comentarios

El Deportivo vuelve a empezar