Dos delanteros, y Lucas en la recámara

El Deportivo recibe con Adrián y Andone en la alineación a una Real Sociedad con pleno de triunfos


a coruña / la voz

Vuelve a comenzar la Liga y hay ganas del Dépor. Más que en mucho tiempo. Quedaron claras el jueves en la multitudinaria presentación de los fichajes. He aquí la clave. Todos esperan que los refuerzos muestren un Dépor nuevo, redimido, esforzado y ganador esta mañana frente a la Real Sociedad. Que Schär, Cartabia, Adrián, Valverde, Bakkali y hasta Pantilimon limpien del césped de Riazor el equipo gris y poco competitivo que caracterizó las últimas ligas. Sobre todo se confía en los goles de Lucas, el líder capaz de cambiarlo todo.

El siete abre su tercera etapa como deportivista desde el banquillo, pero quizá sea suficiente. Como cuando el Cid ganó muerto aquella batalla. «Necesita un tiempo, no ya de piernas, sino, como él dice, de caja. Necesita ese espacio de tiempo de pretemporada que no ha tenido. No podemos correr el riesgo de perderle en el primer partido. Eso sería tremendo. Necesitamos a Lucas para todo el año, no solo ante la Real», indicó Mel. Con un solo punto en el casillero, el equipo coruñés no tiene más tiempo que perder, así que el entrenador estrenará ya el plan para cuando el goleador callejero se encuentre preparado. Este, desde la boca del propio técnico: «La idea es jugar con dos arriba, dos de banda con uno contra uno y criterio, dos medios de diferente perfil y una defensa que juegue de memoria».

Así, el Dépor juega hoy coronado por dos delanteros, Andone y Adrián, apoyados desde las bandas por Cartabia y Bruno Gama, mientras Mosquera y Guilherme vuelven a marcar el ritmo por el centro. Es la segunda vez desde que llegó a A Coruña que Mel alinea su esquema favorito, aquel que en su Betis europeo culminaban Rubén Castro y Jorge Molina. La pasada temporada, el 2 de abril, jugó con Andone y Joselu como referencias en Valencia, aunque los coruñeses cayeron con claridad por 3-0, tras dos goles en la primera media hora por culpa de las facilidades en el área propia (Albentosa marcó en propia puerta) y la nula efectividad la contraria.

Esta mañana el Deportivo repite en defensa la línea de las dos primeras jornadas, la que recibió los tres goles del Madrid y los dos a balón parado (además de un buen puñado de oportunidades) por parte del Levante. Sí que cambiará obligatoriamente la portería debido a la lesión de Rubén. «El sentido común, la justicia y muchas cosas me dicen que tiene que jugar Tyton. Pantilimon sube el nivel y estoy contento con su fichaje, pero es su segundo entrenamiento y lo normal es que juegue Tyton», dijo.

El regreso de la Real a A Coruña trae a la memoria uno de los escasos capítulos brillantes de la temporada pasada. Fue en el arranque de diciembre, con Babel en su mejor momento, y acabó con 5-1 y dos goles de Andone. Pero Mel, después de elogiar a los tres arquitectos del fútbol de la Real (Illarramendi, Xabi Prieto y Zurutuza), lo puso en cuarentena. Recordó que Zurutuza no jugó entonces y que cuando falta uno, como en aquel encuentro en Riazor, el contrincante de hoy «se resiente». «Cada temporada es diferente, cada partido es diferente aunque sea un mismo rival, y es bueno que sea así, porque si esta temporada fuera como la pasada, no nos gustaría el año. Aquel fue un resultado abultado, pero la Real es diferente y nosotros también, es un partido nuevo que hay que jugar», insistió. Llega otro punto de partida desde el que disfrutar de una victoria para creer.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

Dos delanteros, y Lucas en la recámara