a coruña / la voz

«Estamos aliviados, esa es la palabra». Con esa contundencia se mostró Florin Andone nada más concluir el encuentro. El delantero rumano protagonizó la celebración con un divertido vídeo dentro del vestuario en el que se vio a la plantilla festejando tímidamente el éxito conseguido.

Andone captura la fiesta del vestuario por la permanencia del Dépor El rumano recoge la celebración, con Richard Barral y Tino Fernández incluidos

«Lo más importante este año era la salvación y lo hemos conseguido. Estamos contentos. Aliviados, esa es la palabra. No ha sido una temporada buena, pero hay que destacar lo importante que es la permanencia. Un año más en Primera», explicó el goleador blanquiazul.

Andone explicó que el equipo había interpretado a la perfección el guion escrito por Mel: «Teníamos claro el objetivo del equipo: defender y estar unidos atrás. En ningún momento podíamos permitir un gol del Villarreal. Era difícil pero se consiguió».

Por su parte, Carles Gil aseguró que «es un día muy feliz» para él, porque «pasó lo que esperábamos, que era salvarnos». Admite que el equipo sufrió mucho, pero era algo que ya imaginaban: «Sabíamos que puntuar aquí pasaba por eso. Seguro que es uno de los partidos que menos balones he tocado, pero hoy tenía que ser así. El míster llevaba toda la semana metiéndonos en la cabeza que la gente de arriba y el equipo en general teníamos que hacer un esfuerzo extra para que ellos no nos llegaran. Y lo conseguimos. El mensaje del míster nos llegó y estamos contentos por eso», subrayó.

El mediapunta valenciano, que vio el final del partido desde el banquillo, reconoció que lo pasó muy mal durante esos instantes, porque temía por un gol del Villarreal y, sobre todo, del Athletic contra el Leganés. «Yo estaba en el banquillo y estaba cagado porque sabía que dependíamos de si metía el Athletic o no. Y todos sabemos que el Athletic allí al final es muy difícil. Gracias a Dios estamos salvados».

Votación
14 votos
Comentarios

«Estamos aliviados, ésa es la palabra»