La emoción de Mauro Silva: «No esperaba tanto»

El mítico exdeportivista pisó Riazor 10 años después y se llevó una ovación atronadora


La Voz / Redacción

Mauro Silva no podrá olvidad la vez que volvió a pisar el césped de Riazor desde que se retiró en el 2005 y ha recibido el cariño de la afición de Riazor en el descanso del encuentro ante el Málaga, en el que los seguidores blanquiazules sacaron la pancarta: «Gracias por facernos eternos».

«Fue una acogida impresionante. Estoy encantado, muy feliz, y el colofón de una victoria tan importante. Muy agradecido a la afición y al club por estos momentos tan emocionantes. Fue el viaje perfecto», dijo Mauro Silva tras el partido. Incluso bromeó con el hecho de que su salida al césped para recibir el cariño de la grada precediese los goles del Dépor: «Ya me gustaría estar más en el césped. Tuve la suerte de que tras el contacto con la gente llegasen los goles».

«Por fuera estoy fino, por fuera no tanto», vaciló el brasileño. «Espero no tardar tanto en volver otra vez», inistió el mítico número 6. «El otro día cenando con Arsenio sí me emocioné más, le vi un poco pachucho», reconoció Mauro Silva, que dijo haber mantenido la compostura ante una tarde en la que revivió «muchos recuerdos».

Casi doce años después, Mauro Silva, que llevaba un decenio sin visitar A Coruña, escuchó en el círculo central, ese en el que deslumbró como jugador, el cántico que Riazor entonaba cuando vestía la elástica blanquiazul, la única que lució en Europa. A Coruña fue su casa durante 13 años, desde 1992 hasta mediados de la década pasada, y él se siente «deportivista y coruñés», tal y como afirmó esta semana en la clausura del campus que lleva su nombre desde hace 18 años en la ciudad gallega.

.

Mauro, que vio el partido desde el palco de autoridades, salió del vestuario en el descanso, caminó hasta el medio del campo sin ser acompañado por nadie del club coruñés y desde allí saludó a todos los aficionados y vio la pancarta de los Riazor Blues: «Gracias por facernos eternos».

El exjugador del Deportivo estuvo un par de minutos en el césped de Riazor, hasta que el delegado del equipo, Barros Botana, que ya estaba en el equipo cuando él fue incorporado, le fue a buscar. Mauro Silva, campeón del mundo con Brasil en 1994, conquistó con el Deportivo los seis títulos que lucen en las vitrinas del club: una Liga, dos Copas del Rey y tres Supercopas de España.

El exjugador brasileño es el segundo que más partidos ha disputado en Primera División con el Deportivo (369), solo superado por Fran González, con el que coincidió en la plantilla y que también se retiró en 2005. En noviembre del año pasado, Mauro Silva fue el más votado por la afición del Deportivo en la elección del mejor jugador del club en sus 110 años de historia.

El exdeportivista superó en esa votación a su compatriota Bebeto, en una lista en la que también estaban Juan Carlos Valerón, Djalminha, Fran, Donato, Makaay, Manuel Pablo, Juan Acuña y Luis Suárez.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
17 votos
Comentarios

La emoción de Mauro Silva: «No esperaba tanto»