Sin precedente para tanto desperdicio

El Dépor está entre los que más penaltis fallan en Europa y nunca había errado más de tres en Liga


a coruña / la voz

En el imaginario colchonero se coló hace un par de años una estampita de Oblak deteniendo un penalti. Milagro que condujo al Atlético a los cuartos de la Champions (ahí se les atravesó el Madrid) por la vía de una tanda calamitosa. Los de Simeone fallaron por dos veces, pero el Leverkusen marró tres (una parada del esloveno y dos balones a las nubes), sacando billete para una noria del infortunio de la que todavía no han logrado apearse. El conjunto alemán desperdició la única pena máxima de la que dispuso aquella campaña en su liga, y otra más (de tres) el curso siguiente. En este, marcha a ritmo de récord: en la Bundesliga le han pitado seis penaltis a favor y solo ha transformado uno (en Champions ha errado otro más, frente al Mónaco). El gol que hace la excepción esta temporada lo firmó precisamente Calhanoglu, el turco al que Oblak venció a once metros de distancia a mediados de marzo del 2015. Después de anotar frente al Hertha, el mediapunta confesó sentirse «aliviado». «Ahora sé que podemos marcar penaltis», sostuvo. Siete jornadas después, el Bayer redondeó su estadística con un fallo más -este, de Toprak, quien había chutado fuera en la tanda contra el Atlético-.

El equipo que ahora dirige Tayfun es el menos fiable de Europa en una suerte que también le es especialmente esquiva al Dépor. Ni germanos ni coruñeses han encontrado en el cambio de técnico el remedio al desatino. Al exjugador de la Real y el Espanyol lo recibieron en el BayArena con el citado fallo de su compatriota Toprak desde los once metros. En Riazor, Mel ha logrado perpetuar la mala racha que había arrancado con Gaizka Garitano.

Aludió el nuevo míster a la herencia recibida después del error de Borges frente al Granada, subrayando que ya antes de su llegada el Deportivo sacaba poco partido de las penas máximas. Un dos de cuatro con Garitano (contando el error de Joselu en Copa), que se ha disparado hasta el cinco de ocho tras el relevo. Cuatro intentos fallados en Liga este curso -tantos como el Atlético, que ha dispuesto de un intento menos-, récord absoluto para los coruñeses en su discurrir por Primera.

Sí se habían registrado anteriormente tres errores en una sola campaña. La primera con tantos fallos fue también la clausurada en Riazor con el penalti más triste que se recuerda. Ese en el que Djukic centró el balón mansamente a las manos de González. El chut del serbio fue similar al que, con mucha menor trascendencia, dibujó Celso Borges hace dos días. En la 92-93 también fallaron penas máximas dos especialistas de la talla de Donato y Bebeto. En la 96-97 y la 2005-2006 también se registraron tres errores blanquiazules desde los once metros. La última vez que hubo tantos, fue hace solo dos años, cuando en la 2014-2015 desperdiciaron su oportunidad Lucas, Cavaleiro y Medunjanin.

El curso pasado (en el que el Barça batió el récord con ocho fallos) concluyó con cien por cien de efectividad para el Dépor (gol de Lucas al Eibar). Este lo abrió el coruñés con acierto, también ante los armeros, pero se marchó al Arsenal y ni Babel, ni Çolak, ni Fayçal, ni Borges han estado finos. Mel busca ahora quien maquille un registro paupérrimo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

Sin precedente para tanto desperdicio