Y ahora, con Andone y Joselu

Mel ensaya para Mestalla su sexto planteamiento diferente en el Dépor, con los dos puntas juntos


a coruña / la voz

Solo cinco encuentros de Liga lleva Pepe Mel al frente del Deportivo y poco más de un mes de entrenamientos. Aparentemente, escaso tiempo para introducir muchos cambios. Sin embargo, el día a día dice lo contrario. En cada partido, el técnico madrileño ha apostado por un planteamiento diferente, aun sin variar siempre el dibujo. Un equipo de toque. Un once de músculo. Laterales como interiores. Trivote. Y, ahora, dos delanteros de cara el duelo de mañana (18.30 horas) en Mestalla. El laboratorio Mel no cierra ni por vacaciones. 

4-4-2

Busca en Joselu y Andone los Jorge Molina y Rubén Castro blanquiazules. En la temporada 2010-2011, con el Betis en Segunda División, Pepe Mel sacó petróleo de una pareja inédita a la que convirtió en letal: Rubén Castro y Jorge Molina. Con 27 y 18 goles, respectivamente, el canario y el valenciano exhibieron una perfecta compenetración, que el entrenador quiere revivir ahora en el Deportivo.

Y es que Mel cree haber encontrado su Rubén y su Molina blanquiazules, en las figuras de Florin Andone y Joselu. Durante esta semana ha ensayado con los dos delanteros compartiendo equipo de cara a una posible alineación mañana en Mestalla.

Entiende el entrenador, y trata de conseguirlo, que Joselu puede desenvolverse como lo hacía Jorge Molina: jugando de espaldas a la portería, bajando balones, acudiendo al centro del campo para recibir... Y que Andone, rápido y ratón, puede aprovechar ese trabajo para hacerse huecos y ser letal. A diferencia del Rubén Castro del Betis, Florin no saldría desde banda izquierda sino que actuaría como segundo punta por el medio, con libertad para caer a ambas bandas. 

Doble lateral

Ganó en Gijón con Navarro y Luisinho compartiendo banda izquierda. La primera, y hasta ahora única, victoria del Deportivo como visitante llegó formando con un equipo en el que Luisinho tuvo que incorporarse como extremo, dejando el lateral a Fernando Navarro. No es algo que Mel tenga en mente utilizar en exceso, más bien lo hizo un poco por exigencias, pero tampoco es una situación que le desagrade en momentos puntuales. Sobre todo, dependiendo del marcador, si el partido así lo requiere. De inicio, probablemente, menos.

Trivote

Músculo para contrarrestar la superioridad celeste en el mediocampo. Tener el viento a favor, en forma de cuatro partidos consecutivos sin perder y recuperando la ilusión en la afición, permitió a Pepe Mel no temer la reacción de la grada cuando frente al Celta se atrevió a saltar al campo con trivote. La explicación fue sencilla. Quería reforzar el medio del campo, en el que sabía que el Celta apostaría por tres futbolistas de buen pie, y temía que hicieran desaparecer la medular blanquiazul. En este planteamiento adelantó a Celso Borges, pero el experimento no le salió bien. No obstante, rescató alguna lectura positiva, de modo que no descarta de cara al futuro repetir, aunque posiblemente con otras piezas. 

Posesión

Carles Gil y Çolak para llevar el peso del partido. En estos cinco partidos, Mel también tuvo momentos de apostar por la posesión. En concreto, contra el Betis. El madrileño alineó un Dépor con querencia por el buen fútbol, con Çolak y Carles Gil juntos. Sin embargo, no quedó muy contento del entendimiento exhibido entre el turco y el valenciano. Sobre todo en los primeros minutos y principalmente con Emre, al que le pide más y quien tras este duelo desapareció de sus alineaciones. 

Fuerza

La intensidad de Fayçal atrae al técnico madrileño. Tácticamente tendente al desorden, la intensidad y trabajo que Fayçal Fajr aporta en cada partido lo convierten en un futbolista muy del gusto de Mel. Lo ha utilizado en banda derecha, izquierda y por el medio. Además, cuando prescinde de Çolak, el marroquí es el encargado de poner en juego todas las acciones a balón parado. 

Defensa

Trabajo de salida de balón para contrarrestar los numerosos robos del Valencia. En la defensa, Mel sí que no hace muchos experimentos. Ha sido fiel a la línea de cuatro, que solo parece dispuesto a modificar si las circunstancias del partido lo requieren. En lo que ha incidido estos días, sobre todo ayer, ha sido en la salida de la pelota. Consciente de que uno de los fuertes del Valencia es la presión que hace y que recupera muchos balones en la zona de zagueros rival, quiere tener bien trabajado este aspecto del juego: «Muchos problemas de presión los solucionamos así», repetía ayer a sus defensas.

El debut. Poco varió el equipo Pepe Mel en su debut como entrenador blanquiazul. Aunque puso más músculo en la línea de tres cuartos, con Fayçal y Kakuta, para acompañar a Çolak. 

Triunfo fuera. La primera victoria de la temporada a domicilio llegó con un equipo en el que Mel echó mano del doble lateral para cubrir la banda izquierda, con Navarro atrás y Luisinho como interior. 

El despiste. En su tercer encuentro, el técnico madrileño apostó por un equipo más de toque con Carles Gil en banda, Çolak de enganche y Andone arriba. Pero el equipo tardó en meterse en el partido y al entrenador no le gustó. 

La hazaña. Las bajas provocaron que Joselu y Álex Bergantiños tuvieran su oportunidad contra el Barça. La sorprendente victoria blanquiazul tuvo como protagonistas a los dos gallegos. 

El derbi. Ante el temor de que el Celta tuviera superioridad numérica en el centro del campo, Mel rescató el trivote, con Mosquera y Bergantiños más atrasados y Borges de enlace con Joselu. Salió cruz. 

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
7 votos
Comentarios

Y ahora, con Andone y Joselu