28.000 gargantas frenan al campeón

La Voz A CORUÑA / LA VOZ

TORRE DE MARATHÓN

Equipo y afición se unen en perfecta comunión en el partido número 1.500 en Riazor

13 mar 2017 . Actualizado a las 15:22 h.

Hacía tiempo que Riazor no vivía una comunión tan perfecta entre equipo y afición como la que se produjo ayer para lograr esa dosis extra de esfuerzo necesaria para derrotar al Barcelona.

Álex Bergantiños, desde el centro del campo, levantaba los brazos para pedir que los más de 28.000 hinchas que había en Riazor pusieran sus gargantas a servicio de la defensa del Dépor para contrarrestar el poder ofensivo azulgrana. Los futbolistas respondieron con garra, talento y tres puntos a la mejor entrada de la temporada.

Riazor vivió una tarde mágica en la que recordó anteriores gestas tanto de Liga como de Champions. En plena resaca azulgrana por la remontada frente al PSG, el partido oficial 1.500 del Deportivo en Riazor sirvió para que la hinchada blanquiazul recordara a toda España que, para remontadas, la del Milan del año 2004. Y en homenaje a aquel glorioso 7 de abril, ayer dio un paso al frente y llevó en volandas a unos jugadores que suplieron sus limitaciones físicas, tras cuatro desgastadores partidos en once días, con entusiasmo y fe en la victoria.