El Concello intentó que el Deportivo se hiciera cargo de la cubierta y la pagara

El club se ofreció a hacer la obra, pero solo si la costeaba el Ayuntamiento


A Coruña / La Voz

El Ayuntamiento de A Coruña intentó en su momento que el Deportivo se hiciera cargo de la gestión de las cubiertas y del pago del arreglo. Todo ello a cambio de modificar el convenio vigente sobre el uso de Riazor, que finaliza en el 2025, y de ampliarlo otros veinticinco años. Obviamente y dada la precariedad económica del club, la respuesta de Tino Fernández fue que la entidad no podía asumir semejantes costes. Hay que recordar que según el proyecto que en su momento iba a ejecutar Dragados, el importe a pagar era de 2,59 millones de euros y que el nuevo proyecto que pretende llevar a cabo el gobierno municipal de la Marea alcanzará alrededor de siete millones, según ha manifestado el concejal de Deportes, José Manuel Sande.

La propuesta del alcalde Xulio Ferreiro fue realizada el pasado verano. Según él mismo reconoció en una entrevista concedida a Onda Cero: «Expuxemos no seu momento un cambio na concesión e que asumise o Deportivo o tema das cubertas a cambio de reconfigurar toda a relación entre o Concello e o Deportivo e a cesión do estadio. Non se viron capacitados economicamente para asumir máis... e eu tamén o entendín perfectamente. Neste momento o Deportivo ten una débeda alta, fixéronse tamén fichaxes... pois Andone valeu o mesmo que van valer as cubertas non? Eu entendo que había outras prioridades». Este último comentario sobre el fichaje del rumano, medio en broma medio en serio, fue interpretado en algunos círculos deportivistas como un reproche. 

Respuesta

La respuesta del presidente de la entidad blanquiazul fue que el Deportivo no estaba en condiciones de asumir el coste de la obra. En cambio, Tino Fernández le respondió con otra propuesta. El Deportivo se haría cargo de las reparaciones, pero no de su coste. Es decir, como autor de la obra, al no ser una entidad pública y no estar sometida a una considerable burocracia, los plazos se reducirían notablemente, teniéndose que solucionar únicamente la forma en la que el Ayuntamiento abonaría el importe, vía convenio, por ejemplo. En esta ocasión fue el Concello el que rechazó la idea.

Lo cierto es que desde entonces, alrededor de medio año después, la situación ha empeorado por culpa del temporal que ha puesto de manifiesto que la seguridad de Riazor está cogida con pinzas. Las obras no empezarán en ningún caso antes del verano del 2018, como reconocio ayer el concejal de Deportes.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
9 votos
Comentarios

El Concello intentó que el Deportivo se hiciera cargo de la cubierta y la pagara