El circo es de Emre Çolak

Sin Babel y con Carles Gil lesionado, el turco se convierte en la referencia para crear el fútbol ofensivo del Deportivo


Redacción

La generación de ataque del Deportivo era un circo con tres pistas, cada una gobernada por un pelotero capaz de aguantar el balón, asociarse con sus compañeros y poner la jugada siempre en ventaja. Pero de esos tres generadores ahora sólo permanece uno. Tras la marcha de Ryan Babel al fútbol turco y la inoportuna lesión de Carles Gil, un futbolista delicado en sus rodillas, el circo es ahora cosa de Emre Çolak. Sobre el escaso metro sesenta del turco descansa ahora la chispa del fútbol del Dépor en la mediapunta, mientras Carles Gil se recupera y Andone y Joselu se acomodan a convivir en el ataque.

Emre Çolak salió de titular ante el Espanyol pero volvió a la banda, allí donde Garitano lo acomodó en el principio de Liga, cuando el ex del Galatasaray era aún un cuerpo extraño en la plantilla blanquiazul. Pero arrimado al crecimiento de Babel y después a la aparición tras lesión de Carles Gil, Çolak creció en el rol de mediapunta que le es más natural a sus cualidades. La presencia de dos jugadores de banda con mucha capacidad asociativa y de retener el balón para descargarlo a sus compañeros liberó a Çolak y le permitió encontrar jugadores de su mismo idioma futbolístico. Además, el despliegue físico de Babel, una vez que el holandés encontró la forma, también escondió las carencias defensivas del turco.

Pero huérfano de Babel y a la espera de que Gil se recupere de su esguince de rodilla, los focos apuntan a un Çolak que parece volver a reubicarse en un lado para, desde ahí, tratar de escanciar su mejor fútbol. Garitano lo situó en la banda derecha para ofrecer una salida hacia el centro al turco, perfilado para su pierna zurda. La idea era que abandonara la línea de cal para irse al medio y, de paso, asfaltar el camino para las subidas de Juanfran. El plan ante el Espanyol sólo funcionó en un buen trecho del segundo tiempo, cuando Çolak encontró en Guilherme su mejor apoyo, y desde ahí hilvanar algunas posesiones de mérito. 

Garitano optó por rellenar los huecos de Gil y Babel con dos delanteros puros y Çolak en una banda. Al turco la presencia de Joselu y Babel parece abocarle a un lugar más desplazado del eje del ataque, y si Garitano prescindiese de un nueve, tendría dos jugadores de banda a los lados de perfil muy distinto, más extremos que centrocampistas. Brillante en las últimas semanas a balón parado, donde se ha convertido en un asistente de lujo, el fútbol ofensivo del Dépor descansa ahora sobre la espalda de Emre Çolak, en un tramo de temporada decisivo en el que la distancia con el descenso empieza a crecer.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

El circo es de Emre Çolak