La Voz / Redacción

Las pocas opciones que a priori podría tener el Deportivo en el Camp Nou se fueron al garete por dos errores propios de los blanquiazules, demasiado lastre para un equipo que fue inofensivo ante el Barcelona (4-0). Se pegó dos tiros en el pie el grupo coruñés después de desplegarse con seriedad pero sin presencia en campo contrario, allanando el camino para una derrota contundente y cara por la lesión de Sidnei y la expulsión de Laure, que dejan en situación precaria la zaga del Dépor con vistas al derbi gallego

Tampoco ayudó el arbitraje, que obvió el fuera de juego en la jugada del 2-0, un balón parado mal defendido por el Dépor que permitió dos remates de Piqué y de Rafinha, uno repelido por Lux y el otro en las redes. Tampoco apreció el colegiado un alevoso golpe de Luis Suárez a Arribas, un puñetazo en la sien de similar violencia al codazo que le costó la roja directa a Laure. Las decisiones perjudiciales ponen paños calientes a una derrota que empezó a cocinarse cuando Fernando Navarro se vino arriba en dos regates cerca de su área y permitió la recuperación de Arda Turan, para que Rafinha cruzase no demasiado un disparo ante Lux. El argentino no reaccionó del todo bien y encajó el 1-0 a los 20 minutos. 

Para entonces ya andaba renqueante Sidnei por un golpe en las costillas con Suárez, pero el partido no pintaba del todo mal para el Dépor, bien pertrechado en el 4-4-2 con Borges de interior diestro, con la manija para Guilherme y Mosquera, algo más de libertad para el tico para arrimarse a Çolak y a Andone. Neymar cabeceó al larguero y Suárez perdonó el rebote a los 7 minutos, pero fue una acción aislada para un Barcelona que no parecía cómodo en su 3-4-3, con Arda Turan y Rafinha alternando en el carril diestro, con Digne a pierna cambiada en la izquierda, sin Iniesta ni Neymar. 

El Dépor presionaba con orden e intensidad la salida azulgrana, recuperaba en situaciones de generar peligro pero le faltaba decisión con la pelota y presencia en los últimos metros. Sólo en un par de ocasiones combinó con rapidez y buen gusto el grupo de Garitano, pero lo más que sacó fue un disparo de Andone destinado a la grada y un córner de Çolak bien prolongado por el rumano y al que no llegó por décimas de segundo Arribas en boca de gol. Poco bagaje para el Dépor, aseado como fuera en el Calderón, más inofensivo que entonces. Tras la sustitución de Sidnei por Arribas, el equipo coruñés pasó por minutos de duda, y el Barça lo aprovechó.

Una falta lateral colgada por Neymar acabó en el 2-0 tras aprovechar Rafinha el balón muerto de Lux tras el remate de Piqué, los azulgrana en situación de fuera de juego. Y Suárez, que pudo ser expulsado por su puñetazo a Arribas, maniobró de manera excelente al pase filtrado por Neymar justo antes del descanso para hacer el 3-0. Demasiado castigo para un Deportivo tan ordenado como inofensivo, aplicado y exitoso en la presión, pero demasiado alejado de Çolak como para crecer con la pelota y sin dar opciones de remate a un Andone cuya sequía empieza a ser preocupante.

Si tras el descanso Garitano le dio la consigna a sus jugadores de al menos ganar el marcador parcial, las opciones se vinieron abajo pronto. Messi ingresó en el césped para coger ritmo y en su primera intervención hizo gol, sin futbolista que no acusa casi 4 semanas de inactividad. Poco después, Laure entraba al trapo de Neymar y daba un codazo al brasileño. El capitán deportivista recibió el castigo del que Suárez escapó, y crea un problema a Garitano si Juanfran no se recupera. De ahí al final, ni Babel ni Luisinho cambiaron la cara de un equipo derrotado, que pudo recibir más goles de no mediar tres intervenciones de Lux ante Alcácer y Messi. 

Perdió importancia el choque del Camp Nou en su última media hora, porque el Dépor ya no tenía recursos para más y el Barcelona hacía tests pensando en la Champions. Si acaso, el resultado hace todavía más importante el golazo de Babel ante el Sporting, los tres puntos que dan aire a un Deportivo que afronta ahora un derbi ante el Celta con problemas en defensa y con su peor registro ofensivo a domicilio desde su regreso a Primera en 1991. 

Ficha técnica

Barcelona: Ter Stegen; Mascherano, Piqué, Mathieu, Digne; Busquets (Messi, min. 55), Rakitic, Arda Turan; Rafinha (Denis Suárez, min. 68), Luis Suárez (Alcácer, min. 46) y Neymar.

Deportivo: Lux; Laure, Albentosa, Sidnei (Arribas, min. 29), Navarro; Borges, Mosquera, Guilherme, Çolak (Babel, min. 56), Bruno Gama (Luisinho, min. 63); Andone.

Goles: 1-0, minuto 21. Rafinha.  2-0, minuto 36. Rafinha. 3-0, minuto 43. Luis Suárez. 4-0, minuto 58. Messi.

Árbitro: Sánchez Martínez (C.Murciano). Amonestó a Mosquera (min. 52) y Andone (min.59), por parte del Deportivo. Expulsó por roja directa a Laure (min.65).

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
8 votos
Comentarios

El Deportivo se diluye ante el Barcelona y sale goleado del Camp Nou