Gaizka Garitano: «Estoy muy contento de venir aquí»

Gaizka Garitano, que ya descansó anoche en A Coruña, firmará por una temporada con el Dépor


redacción / la voz

El nuevo entrenador del Dépor ya descansó ayer en un hotel de A Coruña. Gaizka Garitano Aguirre (Derio, 1975) firmará en las próximas horas el contrato que le unirá un año al conjunto coruñés.

El Dépor apuesta así por un técnico joven, sin demasiada experiencia, con un par de ascensos a sus espaldas y un descenso no consumado, pero al que definen como un entrenador con las ideas muy claras y cuyas primeras palabras nada más aterrizar ayer en el aeropuerto compostelano de Lavacolla poco antes de las 21 horas fueron de agradecimiento hacia su nuevo club y para mostrar su satisfacción por llegar a Galicia. «Estoy muy contento de venir a A Coruña», le comentó a la fotógrafa de La Voz que le esperaba en el aeropuerto. Conoce la ciudad -«me gusta», afirmó- y conserva muchas amistades de su etapa en Ourense, donde jugó un par de temporadas, de 1999 al 2001, y una ciudad de visita obligada cada verano para verse con antiguos compañeros del equipo, como Adolfo o Agustín. Hace quince días, además de ofrecer una charla en Ourense, recibió la medalla de la asociación O Afiador, que reúne a los entrenadores ourensanos.

Finalmente, el consejo de administración del Dépor se decantó por una de las tres propuestas que el martes pasado presentó Richard Barral, el director deportivo del club. Gaizka Garitano fue la opción elegida por delante de Rubén Baraja, cuya única experiencia profesional fue al frente del Elche en Segunda, y Luis César Sampedro, con una dilatada trayectoria en Segunda División y una docena de partidos en Primera. De los tres, es el técnico vasco el que más partidos ha dirigido en la máxima categoría, ya que se sentó durante toda la temporada 2014-15 en el banquillo del Eibar, al que llevó de Segunda División B a Primera en un par de años. En junio del 2015, tras un inesperado descenso en la última jornada de Liga, dio por cerrado el ciclo en el único al que hasta entonces había entrenado.

Esta campaña se hizo cargo del Valladolid en Segunda, pero fue destituido después de nueve jornadas. En Pucela, donde dejó un grato recuerdo, aseguran que le faltó fortuna en la misma proporción que paciencia al club castellano.

Hasta ayer, el único comunicado oficial del Deportivo en referencia a su nuevo técnico fue la convocatoria a los medios gráficos en el establecimiento hotelero en el que Gaizka Garitano pernoctó la pasada noche y al que llegó acompañado de su agente, Iñaki Ibáñez. Con Garitano formarán parte del cuerpo técnico Patxi Ferreira, como segundo, y José Luis Ribera -exjugador del Dépor y ayudante de Lotina en el conjunto coruñés-, como analista. Continúa Manu Sotelo como entrenador de porteros y falta confirmar un preparador físico, puesto para el que podría hacerse cargo Eduardo Domínguez, que ya estuvo en el Dépor con Lotina.

Con la incorporación de Gaizka Garitano, el Dépor espera encontrar por fin el perfil de un entrenador de futuro, un hombre de club y comprometido que acierte a serenar un vestuario unánimemente calificado de tranquilo, pero que vivió un agitado final de temporada que acabó con la destitución de Víctor Sánchez del Amo, al que aún le quedaba una temporada de contrato.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
43 votos
Comentarios

Gaizka Garitano: «Estoy muy contento de venir aquí»