Y entre la tormenta, el Madrid

El Dépor necesitará aparcar sus problemas internos ante el aspirante al título

Alineación probable del Deportivo Alineación probable del Deportivo

A Coruña / La Voz

Zidane se los trae a todos, lesionados incluidos, por si acaso el viaje acaba en fiesta. El técnico del Real Madrid se ha empeñado en reforzar con gestos el mensaje de unidad del equipo, ahora que afronta dos finales. La primera, en Riazor, donde cualquier atisbo del todos a una se esfumó hace tiempo y pocos han escapado a las salpicaduras de una horrible gestión de grupo. Los visitantes quieren fiesta en casa de un anfitrión que agotó el caviar en la primera vuelta y ha ido tirando con las sobras hasta dejar atada la permanencia con muchísimos más apuros de los imaginables.

Ayer, Víctor Sánchez quiso airear la casa optando por el curioso método del monólogo, y en cuanto acabó de hablar de lo suyo invitó al resto a fijarse exclusivamente en el Madrid. Cuarenta minutos de discurso y diez de respuestas acerca del próximo duelo ante la obcecación en dirigir los tiros de los medios. En ese tiempo aclaró que Manuel Pablo será el lateral derecho titular esta tarde, y no solo por la falta de otros aspirantes al puesto. «Una vez conseguido el objetivo, es bonito para él poder jugar», explicó acerca de la presencia del capitán sobre el césped en la que podría ser su última cita vestido de corto.

El resto de nombres en el once no deberían distar mucho de los que saltaron de inicio en El Madrigal, salvando el retorno de Navarro tras su sanción. El catalán reemplazará a Juanfran, que no necesita ya estirar el sacrificio de jugar con un dedo roto. Lux, Laure y Juan Domínguez completan la nómina de bajas por lesión, mientras que los apartados Lopo y Luisinho se perderán el choque por decisión técnica. 

Róber, en la convocatoria

Por el central ha vuelto a entrar Róber, un fabrilista que ha pasado el curso afinándose con el primer equipo y que no ha contado aún con la ocasión de estrenarse en Liga ocupando su plaza natural. Contra el Atlético tuvo que hacer de lateral izquierdo y si Cardoso se sirvió del Barça para apuntar maneras, quizá el Madrid resulte un digno adversario para que el canterano coruñés exhiba sus cualidades sin el peso de la salvación en juego.

Al conjunto de Zidane le va la Liga en los puntos, pero al Dépor le vendrían estupendos como alivio económico (la plaza en la tabla determinará parte de los ingresos de televisión) y sutura moral. La grada ha tenido una paciencia extraordinaria y no merece otro bochorno de despedida.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Y entre la tormenta, el Madrid