Un Dépor peleado con la eficacia

Víctor dice que su equipo «va en progresión», pero lo penaliza la falta de acierto


a coruña / la voz

¿Quién dijo crisis? Víctor llamó ayer al deportivismo a revisar los vídeos de las dos últimas jornadas en que su equipo sufrió sendas derrotas y a abandonar esa sensación de que llueve sobre mojado después de diez jornadas sin ganar. El entrenador cree necesario un análisis sosegado y huir de las reacciones enfocadas desde la emoción del marcador final. «Por eso vemos los partidos varias veces, para mejorar, y después de todos esos análisis la sensación es que el trabajo sigue siendo positivo», subrayó. Según sostuvo, la falta de acierto frente a la portería contraria se reveló como el detonante de estos últimos malos resultados.

«El equipo sigue proponiendo cosas interesantes, sigue generando muchas ocasiones de gol, sigue defendiendo con bastante contundencia, pero nos penaliza la falta de efectividad en el área rival. Esto al final, a lo largo de las temporadas, es algo que oscila el porcentaje de cara al gol es algo oscilante. Nosotros hemos bajado nuestro porcentaje de cara a gol respecto a las cifras de la primera vuelta; en cambio, hemos aumentado muchísimo el número de ocasiones que generamos. Y para hacer goles hay que generar ocasiones y cuantas más, mejor y buscar tener el máximo acierto. Como en esto hemos bajado, entrenamos y le damos importancia y prioridad a la finalización y tratar de mejorar en este sentido. Y en el aspecto defensivo, igual. Pero la línea es positiva. Nos aislamos de la corriente que analiza resultados», indicó.

El Deportivo estableció el pasado domingo su particular récord de dominio del balón, pues acabó con el 61 % de la posesión y protagonizó catorce disparos (su media de la temporada es de 12), pero solo atinó dos veces entre los tres palos. Como norma general, hasta esta jornada el equipo coruñés practica más ataques de posición que los rivales a los que se enfrenta (2.118 frente a 2.065), pero le penaliza el acierto. Estos lances terminan más con disparo a puerta (173 a 146), pero menos en gol (porcentualmente, 0,6 ante 0,7). Sí es más efectivo al contragolpe (2,3 frente a 0,9) que sus adversarios, aunque no a balón parado (3,2 % ante 5 %) y Víctor defendió ayer que sus futbolistas trabajan para marcar más. «Seis goles de 160 saques de esquina que hemos lanzado hasta ahora está en la media de todos los equipos de Primera», recordó.

En esta cifra sumó a los cuatro festejados en Liga (los goles de Juanfran y Luis Alberto contra el Sporting en Riazor, el segundo al Eibar, obra de Arribas, y el del pasado día 13 de Bergantiños al Betis) los de Copa de Juan Domínguez al Llagostera y de Lopo al Mirandés. «Los más autocríticos somos nosotros, porque nuestra vida deportiva y profesional, la de los cuerpos técnicos, depende de ello, así que sería absurdo tirar piedras contra nuestro tejado, ponernos una venda y decir que las cosas están bien después de analizarlo y analizarlo, ver errores y querer esconder cosas así no tiene sentido. Al revés. La línea de trabajo está siendo muy buena, el equipo está proponiendo muchas cosas y va en progresión, y por eso estamos tranquilos y no estamos preocupados. Es una cuestión de tener más eficacia en algunas situaciones», señaló Víctor.

En el aspecto defensivo, el Dépor, que ha encajado a balón parado 16 de los 38 goles de esta temporada (el 42 %), afronta esta noche toda una reválida frente a un Athletic que se destaca entre los de la Liga como el que ha marcado de córner el mayor porcentaje de sus dianas. «El Athletic tiene muchos recursos, por la categoría de sus jugadores y porque lleva varias temporadas con una línea de continuidad, con un magnífico trabajo de Valverde», elogió el entrenador.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Un Dépor peleado con la eficacia