El fantástico viaje del Flaco

Alexandre Centeno Liste
alexandre centeno A CORUÑA / LA VOZ

TORRE DE MARATHÓN

QUEIMADELOS

Valerón repasa en primera persona para La Voz de Galicia los 10 momentos que lo marcaron en el Dépor

27 nov 2015 . Actualizado a las 18:34 h.

Han pasado ya dos años y medio desde que dijo adiós, pero la emoción sigue apoderándose de él cuando habla del Deportivo. De A Coruña. De Riazor. Por eso, el partido del sábado (22 horas, Canales digitales) no es un encuentro más. Juega contra su otro equipo. Con el que ganó la Copa del Centenariazo. Con el que vivió los mejores momentos de su carrera profesional. El que le permitió tener una segunda casa en un lugar «de frío y lluvia» en el que no se imaginaba que pudiera haberse adaptado tan bien. Antes de ese duelo, Juan Carlos Valerón hace para La Voz un repaso por los diez momentos que marcaron su estancia en el Dépor. Desde su llegada hasta su regreso para jugar con el Las Palmas hace dos temporadas.

1. Su llegada

«Venía con la ilusión de llegar a un campeón de Liga pero con dudas por la ciudad». «Estaba en un equipo grande como el Atlético y descendimos. Surgió entonces la posibilidad de fichar por el Dépor, un equipo que había ganado la Liga, pero que tampoco conocía mucho porque gran parte de su vida había estado en Segunda. El Atlético quería venderme pero tenía dudas de ir ahí. Temía no adaptarme a la ciudad. Yo, canario, en una ciudad del norte, con frío y lluvia. Pero el equipo, a pesar de las dudas, me resultaba atractivo. Se estaba haciendo una buena plantilla y tenía buena pinta. Llamé entonces a Manuel Pablo y me habló maravillas de la ciudad y me aseguró que me adaptaría. Y me decidí. Obviamente, acerté».

2. Centenariazo

«Para los que no habíamos ganado la Liga fue algo especial. Lo necesitábamos». «Fue un momento importantísimo para la generación de futbolistas que llegamos después de la Liga. Habíamos ganado la Supercopa, pero ese es un torneo menor. Hicimos unos años muy bonitos e importantes en la Liga de Campeones, pero un título sirve para quedar en el recuerdo y pasar a la historia del club. Por eso, el Centenariazo supuso tanto para nosotros».

«Hay varios momentos que recuerdo con especial cariño, pero el que más, quizá sea, ese en el que saltamos al campo para calentar. Faltaba más de media hora y la zona del estadio reservada para nuestra afición estaba casi llena. Eso nos insufló una dosis extra de motivación. Fue un subidón tremendo. En cuanto al partido, creo que los sorprendimos porque les discutimos el balón. Lo hicimos nuestro y ellos se quedaron algo desencajados».

3. Múnich

«El escenario, el rival y el resultado hacen que pueda considerarse mi mejor partido». «Son tantos años de carrera que es imposible acordarse de muchos de los partidos. Pero el de Múnich fue especial. Es difícil referirse a un encuentro en particular como el mejor de toda mi vida, porque posiblemente haya alguno que jugué muy bien y no recuerde porque no tenía trascendencia o porque perdimos. El escenario, el rival y el resultado hacen que pueda considerar el de Múnich como mi mejor partido. Me sentí cómodo e hice varias asistencias a Makaay que siempre recordaré».

4. La Champions del 2004

«Haber disputado aquella final, hubiera supuesto un broche de oro para todos». «Si hubiéramos llegado a la final hubiera sido el broche de oro para el club, para la afición y para nosotros como futbolistas. Fueron años de grandes partidos: Arsenal, Bayern, Manchester... El milanazo había adquirido una categoría superior. Y luego, llegar a la final, más allá de ganarla, hubiera sido como un premio a todos esos años de grandes gestas. Es difícil saber qué habría pasado, pero creo hubiéramos tenido muchas opciones en esa final, porque no es lo mismo disputársela a un grande que a otro semejante a nosotros».

5. Las lesiones

«El problema de la rodilla llegó en el peor momento». «Tenía 30 años. Una edad perfecta. Por madurez y crecimiento, era ideal para seguir explotando mi fútbol. Por eso, esa lesión llegó en el peor momento. Por ello y por todo lo que pasó después, con las recaídas y operaciones, es un momento que recuerdo como si fuera ayer. Habíamos jugado entre semana un partido donde me llevé un golpe en la rodilla. Estuve los días siguientes al margen para llegar al partido siguiente. Necesitábamos los puntos. Y, bueno, jugué en esas condiciones pero como había jugado casi toda mi vida. Partidos con golpes, con dolor, un poco tocado. Estaba con la rodilla tocada. Recuerdo en el descanso, íbamos ganando 2-0, me fui directamente a la camilla a ponerme hielo, el míster preguntó qué tal y le dije sin problema. Entonces me comenta que si el partido sigue así, me cambiaría pronto. Pero el Mallorca nos empató y tuve que aguantar más tiempo. Recibí un golpe en el tobillo y me hice una herida. Y a los 5 o 10 minutos, bajo para defender un contragolpe de ellos y ya noté el giro brusco de la rodilla. Adiós».

«La lesión fruto de la entrada de Peña, fue más espectacular que grave, porque apenas estuve tres meses».

6. Música

«Con Sampaio y Donato compartí creencias y canciones». «Donato y Sampaio se juntaban con su familia. Les gustaba tocar canciones cristianas. Teníamos afinidad por nuestra espiritualidad y creencia en Dios y nos juntábamos para contar. Yo tocaba el bajo. Eran momentos especiales».