Un dilema a dos bandas

Las plazas de extremo o interior son las más codiciadas del Deportivo, con hasta nueve aspirantes


a coruña / la voz

Los ocho partidos de mili que le cayeron a Víctor Sánchez la temporada pasada le dieron al técnico para ganar algo más que canas. La experiencia resabió al míster que empleó la reciente fase de rodaje en dotar al plantel de una solidez de la que carecía y el mercado de verano en armar al equipo en zonas sensibles. Durante el curso pasado, José Rodríguez primero y Juan Domínguez después poblaron los flancos por motivos variopintos. De la necesidad de ayudar al doble pivote a la falta de especialistas de banda.

Ahora que la medular parece bastarse, mientras Borges no se resienta de la falta de descanso y Mosquera siga en todas partes, los interiores y extremos parecen poder ir a lo suyo. Pero desencorsetarse tiene un precio. El entrenador del Deportivo ha puesto caro ocupar una de las posiciones que dan derecho a improvisar sin bronca a la espera. Aseguró antes de empezar la temporada que sus hombres de ataque gozarían de licencia para cierto libre albedrío, pero disfrutarla les obliga a pelear con la mitad del plantel.

En la actual edición del conjunto coruñés abundan los futbolistas con querencia al rincón, ya sea para poner el centro o buscar el área a pie cambiado. Hay nueve jugadores que se defienden en una orilla; diez si se atiende a que las virtudes de Jonathan Rodríguez lo valida para la plaza. La llegada de Jonás Gutiérrez el día después y la continuidad de Cardoso exigen a Víctor gestionar un plantel mucho más amplio de lo inicialmente pretendido que va especialmente sobrado en las bandas.

Cambios para Vallecas

Lux, Laure, Arribas, Sidnei, Navarro, Borges, Mosquera, Fayçal, Lucas. Y hasta ahí. Los flancos están en el aire. Porque Juanfran ha sido fijo en el derecho, pero las pruebas realizadas estos días en Abegondo invitan a pensar en que Fede le dará relevo en Vallecas. En la izquierda arrancaron Cani ante la Real y Luis Alberto frente al Valencia. Contra el Rayo parece que lo hará Luisinho, levantado ya su castigo. Reincidiría así el míster en la mezcla de interiores (laterales reconvertidos) y extremos en su propuesta.

Cinco nombres a los que se suman los ya citados de Cardoso y Jonás, que se ve preparado para saltar ya al campo después de hacer la pretemporada con Vélez. Redondean la nómina de elegibles Lucas y Fayçal, quienes durante la última campaña ya actuaron en banda.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos
Comentarios

Un dilema a dos bandas