Los deberes de verano del Deportivo

Pedro José Barreiros Pereira
Pedro Barreiros A CORUÑA / LA VOZ

TORRE DE MARATHÓN

GONZALO BARRAL

El club perfila el nuevo proyecto mientras ultima renovaciones y prepara los primeros fichajes

01 jun 2015 . Actualizado a las 12:19 h.

El Dépor abre el mes de junio con un esquema claro de la plantilla que desea componer para la próxima temporada en Primera. Estas son las líneas maestras del nuevo proyecto.

Decisivo

El gran objetivo, fichar un delantero con gol. La gran asignatura pendiente del Dépor fue la falta de gol. La incorporación de Postiga resultó un fiasco y tuvo que llegar Riera para tratar de enderezar la situación. Lucas, quien no jugó con continuidad hasta enero, acabó como máximo goleador con solo seis goles. Ahora se peina el mercado con la difícil tarea de encontrar un delantero que haya marcado una cifra significativa de goles en su carrera.

Espíritu

El carácter que Víctor desea inculcar al equipo. El otro gran lastre que mantuvo al Dépor en las últimas posiciones fue la alarmante falta de competitividad en que cayó durante muchos partidos. Una faceta que tiene tanto que ver con el sentimiento colectivo, como con el talante de cada jugador. Tal y como explicaba Tino Fernández, «puede que en la faceta de conocer al jugador, de saber cómo se maneja en situaciones críticas no hemos combinado bien, y es algo a profundizar y mejorar». Por eso, en los criterios de contratación no solo primará el encaje de cada futbolista, sino también se buscará conocer su carácter personal.

Ataque

Con todo por hacer de mediocampo hacia delante. El verano sorprende a la plantilla deportivista con apenas diez futbolistas. El elenco de jugadores con contrato en vigor (Fabricio, Lux, Manuel Pablo, Laure, Insua, Lopo, Luisinho, Bergantiños, Borges y Medunjanin, así como el retorno de los cedidos Seoane y Luis Fernández) deja clara la falta de atacantes. En la temporada recién finalizada sumaba nueve futbolistas entre extremos, mediapuntas y delanteros.

Mejora

En busca de fútbol: un mediapunta para agitar el ataque. En sus escasas palabras acerca de qué fútbol practicará el Dépor durante la temporada que viene, Víctor Sánchez destacó que desea darle importancia a tener el balón. Así, el Dépor que se avecina podría necesitar mediapuntas capaces de insuflar nuevas ideas al juego de ataque, raquítico durante la pasada campaña, así como jugadores polivalentes en las bandas, no solo extremos especializados en llegar a línea de fondo. También se buscan jugadores polivalentes y dotados para adaptarse a diferentes situaciones de juego.

Permanencia

La continuidad de jugadores interesantes. Pese a la pobre temporada completada, en el vestuario de Riazor había mimbres que el club valora y que pretende retener al menos durante otra temporada más como pilares del nuevo proyecto. La lista la encabezan Sidnei, Lucas y Cavaleiro, pero también interesa la continuidad de Riera, Juanfran y Helder Costa. Los seis cuentan con posibilidades de seguir, aunque las negociaciones con los clubes que poseen sus derechos pueden alargarse.

Estilo

Un equipo más firme y contundente en defensa. Aún en el caso de que se lograse una nueva cesión de Sidnei y que este continuase un año más en A Coruña, el Deportivo tendría que incorporar a otro central más. Además, los responsables deportivos también meditan la posible incorporación de un quinto mediocentro. Tras los sueños frustrados del pasado verano de Javi Fuego y Zuculini, siguen vigentes las intenciones de reforzar la plantilla en esta posición y con un perfil defensivo diferente a los actuales.

Claves

Las renovaciones de Fabricio y Juan Domínguez. Se da por hecho el acuerdo para la continuidad de Juan Domínguez, mientras Fabricio ya conoce la oferta del Deportivo para prorrogar su vinculación, que expira al final de la próxima temporada. Además, habría que tener en cuenta las dudas de Lopo, quien tiene contrato en vigor, pero que podría haber pedido dejar el equipo durante este verano.