Contra el Atlético, Víctor y once más

Riazor se encomienda al debut del nuevo técnico como arma para frenar al campeón de Liga


a coruña / la voz

Si algo necesitaba el deportivismo, en una temporada convulsa como la actual, era una ilusión a la que aferrarse. Un icono que tomar como referencia para creer. Una dosis de esperanza. Un motivo para que equipo y afición vuelvan a ser un alma que camine en una única dirección: mantener la categoría. Y en esa búsqueda del guía que marque el camino, el debut de Víctor Sánchez del Amo en el banquillo de Riazor parece ser el enganche que hacía falta.

Como reza la publicidad del Deportivo, hoy sábado 18, a las 18 horas, el 18 regresa a Riazor. Porque al estadio que en su día tumbó a los más grandes de Europa no vuelve uno cualquiera, sino uno de los actores principales de aquel Dépor que consiguió codearse con los más de los más.

Para vivir su primer partido en Riazor, ese que tanta ilusión le hace, Víctor tendrá enfrente al que la parte blanca de su corazón le dice que es eterno rival: el Atlético de Madrid. El actual campeón de Liga. «Un equipazo», para el actual técnico blanquiazul.

En medio de la Champions

Un equipazo al que el Deportivo espera que le afecte visitar A Coruña en medio de la eliminatoria de cuartos de final de la Liga de Campeones. El próximo miércoles acude al Bernabéu después de haber firmado un empate a cero el pasado martes en el Vicente Calderón. Pese a la importancia del derbi, no está previsto que el Cholo reserve a sus puntales para esa cita. Hará un par de cambios obligados por lesión (Raúl García y Saúl Ñiguez jugarán por Mandzukic y Mario) y dos más por decisión técnica (Miranda y Siqueira dejarán el sitio a Giménez y Gámez).

El Atlético se juega su futuro económico en la Liga (no ser tercero supondría un palo económico muy gordo) y antepone el duelo de la regularidad al continental. Por eso está previsto que se presente con Arda, Griezmann, Godín... Los mejores para mantener el tercer puesto.

Malos precedentes

Ante esta tesitura, el Dépor confía en que el esfuerzo pueda pasar factura a un equipo que de los últimos doce compromisos disputados frente a la escuadra blanquiazul solo ha cedido un empate y una derrota, ambos resultados en Riazor. Víctor se fía menos del estado de forma del rival. «Nosotros no podemos basarnos en hipótesis», aclara. Y pondrá en liza un once con el que «poner en serios aprietos su defensa y evitar su ataque y balón parado».

Pocas han sido las claves que ha desvelado durante la semana sobre el posible once. «Somos muy celosos de dar pistas al rival», expresa el técnico tras anunciar que tiene «el equipo claro», pero que no lo va a desvelar.

Dentro de su repetitivo «tenemos un plan para cada partido», parece que frente al Atlético hará algunas modificaciones. De inicio, se espera que Luisinho regrese al carril izquierdo. Para suplir al sancionado Borges, José Rodríguez y Medunjanin se juegan un puesto. La baza del alicantino le da mayor presencia física en la medular, mientras que el bosnio le garantiza mayor precisión. En ataque, todo hace indicar que seguirá Oriol Riera, mientras que Luis Fariña entraría en la línea de tres cuartos por Rodríguez. Así, el argentino formaría una línea de tres con Cavaleiro y Lucas Pérez, en la que los tres permutarían sus posiciones constantemente.

De nuevo, un equipo perfectamente reconocible que en esta ocasión menos curiosidad que nunca causa en la afición saber quiénes lo forman. Porque Riazor, que duramente trató a Víctor Fernández, sí confía en Sánchez, su tocayo. Lo ve como el gran patrón que llevará la nave a buen puerto. Por eso, para la hinchada, la alineación para batir al campeón la forman Víctor y once más.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
7 votos

Contra el Atlético, Víctor y once más