En manos de estadounidenses


Entre la gira del pasado verano por Colombia, razón por la que Víctor Fernández y sus futbolistas aún siguen sacando los crucifijos cada vez que se le nombra, y estos horarios para tomar al asalto los mercados emergentes del fútbol, sobre todo el asiático, al Dépor lo van a disfrutar más allende los mares que en su propia casa. No hay duda de que el fútbol británico lleva ventaja como el más seguido allí donde ahora se buscan nuevos ingresos. Pero justo en aquella liga la mayoría de los partidos de Liga se juegan en torno a las tres de la tarde. Quizá a los responsables de los horarios en España les pase como a muchos estadounidenses, que se confunden al situar este país un poco más abajo que México. A un paso del ecuador, y, por tanto, de la ausencia total de estaciones. Solo así se pueden explicar ideas tan peregrinas como jugar los viernes y los lunes por la noche, o que los partidos de los sábados acaben al filo de la medianoche. Seguro que estos mismos hijos de Kentucky creen que desde Estaca de Bares hasta Algeciras se extiende una suerte de tórrido Caribe europeo donde la paella se enseña a cocinar en los colegios y el flamenco es deporte nacional.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos

En manos de estadounidenses