Si Lucas juega, el Dépor no pierde

Con el coruñés como titular, su equipo ha sumado 11 de los 24 puntos que tiene

Borges felicita a Lucas, autor del gol que abrió el marcador y que se convierte en el tercero de su cuenta como deportivista.
Borges felicita a Lucas, autor del gol que abrió el marcador y que se convierte en el tercero de su cuenta como deportivista.

a coruña / la voz

Un verano casi en rebeldía para hacer realidad el sueño de su vida: jugar en Riazor en Primera con la camiseta del Dépor. Después, varios meses más rompiéndose la cabeza porque su rodilla no respondía. Visitas a médicos, pruebas y pruebas, tratamientos diferentes... Fueron muchas noches casi de insomnio y días de tristeza pese a lo cual nunca faltó una sonrisa para todo aquel que se cruzaba en el camino de Lucas Pérez.

El premio a la constancia, al sufrimiento y a ese optimismo contagioso es que Lucas se besa el escudo cada vez que juega en Riazor y lo hace porque sus participaciones en el estadio coruñés se cuentan por goles. Tres de tres para un futbolista que es el espejo en el que cualquier pequeño de la ciudad se mira.

Pero él no olvida esos tiempos de dolor y túnel oscuro. Por eso, no quiere volver a vivirlos. Es lo único que le preocupa ahora. Disfrutar de las victorias de su equipo, ese al que animaba de pequeño desde la grada. «¿Feliz por el gol? Sí, pero aquí lo importante es que sigo sin lesionarme. Con todo lo que pasé es lo que ahora pienso. Eso y que gane el Dépor», reflexionaba el de Monelos al concluir el choque.

Se encuentra bien, pero sabe que aún le queda para ser el Lucas que deslumbró en Grecia y que quiere ganarse Riazor. Pero, lejos de dejar ver el ego que toda persona lleva dentro, saca su lado más humilde: «Yo soy secundario, lo que importa es que el Dépor ha ganado, hemos superado al Eibar, tenemos el golaveraje a favor y seguimos creciendo. Por eso sí que hay que estar todos contentos», expresó.

Pero Lucas sabe que tiene don y que provoca un efecto positivo al equipo. De hecho, si se exceptúan los apenas 11 minutos que saltó al campo contra el Barcelona, cuando el Dépor ya perdía por goleada, siempre que él fue alineado por Víctor Fernández, el conjunto coruñés sumó puntos: 3 contra Valencia, Rayo y Eibar y uno contra Espanyol y Granada.

Once puntos en solo cinco partidos de los 24 que suma el conjunto coruñés. Y eso que todavía no está en un estado de forma alto. Y se nota en su juego. Trabaja como pocos, lo intenta de mil maneras, pero le falta esa chispa que lo hace diferente. Entretanto, suma goles y puntos, porque como todo el mundo sabe: Cuando Lucas juega, el Dépor no pierde.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Si Lucas juega, el Dépor no pierde