«Los nervios me traicionaron»

El argentino Luis Fariña fue expulsado en el tramo final del partido tras propinar un manotazo al gallego Fran Rico


a coruña / la voz

Con la misma velocidad que respondió a la acción de Fran Rico (le recriminó una entrada con un pequeño cabezazo) con un manotazo, Luis Fariña sintió una punzada en su estómago cuando el árbitro le enseñó la roja. Ni protestó. Agachó la cabeza y emprendió rumbo al vestuario sin mediar palabra con nadie. Inmediatamente se dio cuenta de lo que había hecho. Que había perdido los nervios y actuado de forma incorrecta. Ya en el vestuario, tras ducharse, intentó acercarse a la caseta del Granada para hablar con Fran Rico. Quería disculparse con el futbolista gallego. Necesitaba hablar con él. Sin embargo, estaba entre los elegidos para pasar el control antidopaje y cuando acabó el autocar del equipo andaluz ya había partido. Y no quedó contento. Seguía con la tentación de hablar con el de Portonovo. Así que Luis Fariña se agenció su teléfono móvil y por la tarde se puso en contacto con él. Un mensaje por whatsapp a modo de presentación a primera hora de la tarde: «Hola Fran, soy Luis Fariña. Disculpa que pedí tu número. Te podría llamar?». El centrocampista del Granada no podía hablar en ese momento y le invitó a dialogar más tarde. Pocos minutos pasaron hasta que Rico y Fariña dialogaron: Fariña: -Quería pedirte disculpas por lo sucedido. Los nervios y la adrenalina del partido hicieron que reaccionara así. Pero bueno, espero que puedas aceptar mis disculpas. Los nervios me traicionaron. Rico: -Tranquilo. Esto es fútbol. A veces pasan estas cosas, pero todo queda en la cancha. Tuit de Fran Rico Minutos después de esta charla, el gallego publicó un tuit en el que agradecía el gesto de su rival. «Gran detalle de Luis Fariña llamándome y pidiéndome disculpas que no eran necesarias. Son acciones que quedan en el campo. Un abrazo y suerte crack». De esta forma amistosa terminó el enfrentamiento entre dos futbolistas que, más allá del roce vivido en el terreno de juego, dieron una gran lección de deportividad. Después de varias semanas sin jugar víctima de una lesión muscular, Luis Fariña reapareció ayer y tuvo cerca la oportunidad de marcar el tercer gol del Deportivo tras un gran pase de Álex Bergantiños. Ahora, con apenas unos minutos en el campo, el centrocampista argentino volverá a la grada producto de su desafortunada acción con Fran Rico que el árbitro reflejó de esta forma en el acta: «En el minuto 86 el jugador (24) Luis Carlos Fariña fue expulsado por el siguiente motivo: propinar un manotazo en la cara a un adversario, el cual le estaba recriminando una acción anterior, no encontrándose el balón en juego. El jugador que recibió dicha acción no necesito asistencia, pudiendo continuar el partido con normalidad». Con esta redacción, el Comité de Competición podría interpretar desde que fue agresión a menosprecio a un rival, con lo que la sanción variaría de un mínimo de 4 partidos, en el primer caso, a un máximo de 3 en el segundo. Es un gesto similar al de Cristiano Ronaldo que un día antes vio la tarjeta roja en un lance contra el Córdoba.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

«Los nervios me traicionaron»