El Deportivo se sienta en el diván

Fernando Vázquez multiplica las charlas con sus futbolistas para sellar el ascenso cuanto antes


A Coruña / La Voz

Huele a conjura en el vestuario del Dépor para afrontar el partido de mañana (18.15 horas, La Sexta) contra el Alavés. En declaraciones antes del entrenamiento de ayer, Fernando Vázquez aseguró haber identificado los errores cometidos en las últimas jornadas e insistió en las conversaciones con sus jugadores como solución. Y hasta se enfrascó en una respuesta que bien podía haber salido de alguna estas charlas: «Llevar ventaja es muy bonito, pero a veces te puedes convertir en conservador, querer solo aguantar la ventaja y no aumentarla. Dejas de ser agresivo, de buscar una situación más favorable, de seguir ganando partidos para alejarte y permites que los de atrás te vayan comiendo terreno. Es una situación muy normal en el deporte, es la que nosotros tenemos ahora y no debemos caer en eso, en pensar que tenemos una ventaja importante. Como si los partidos fueran un trámite. No lo son. La realidad es que hay que ganar partidos. ¿Quién nos va a regalar el partido? ¿Cuál fue fácil para nosotros? Casi ninguno, entonces hay que seguir en la línea de sufrir, de pelear y así ganaremos de vez en cuando. En Vitoria no va a ser nada fácil. Va a venir el Eibar y es un equipo muy complicado. Tenemos que ir a Soria... esos partidos hay que ganarlos, uno a uno», dijo.

Temporada larga

«Llevamos dos o tres partidos pensando que ya está casi hecho y eso es súper negativo»

Vázquez insistió en no «esperar a que los demás fallen para ascender», porque «esa situación de que casi» se puede ascender sin ganar «no nos favorece», dijo. «Tenemos que darnos a valer nosotros, no esperar que los demás vengan a hacernos favores», subrayó. «A todo el mundo le gustaría tener la Primera División ya atrapada, porque la temporada se hace un poco larga. Llevamos dos o tres partidos pensando que ya está casi hecho y eso es supernegativo. Tener que volver a empezar hace que la situación esté un poco tensa, pero esa es la única realidad, que tenemos que ascender y que no lo tenemos conseguido todavía», dijo.

Relajación

«Llegas al máximo nivel, te ves ahí y te empiezas a relajar»

Incluso llegó a comparar la situación que atraviesa su equipo con las últimas situaciones que sufrieron el Liverpool, «que iba 0-3 y de repente le empatan el partido y pierde la Liga», o el Madrid. «Llegaron a un pico de tensión altísimo en la semifinal de la Champions y mantener eso para seguir compitiendo en la Liga es complicado y entonces empiezan a bajar», dijo. Y ya en referencia a sus futbolistas: «Llegas al máximo nivel, te ves ahí y te empiezas a relajar. No sé si esto es lo que le está pasando al equipo, pero algo de esto puede haber. No puede ser casualidad que en los dos últimos partidos hayamos encajados cinco goles cuando éramos un equipo superdifícil de batir o casi invulnerable», advirtió. Y aún añadió: «Hay que tener cuidado con este tipo de situaciones. Hasta que no tienes el pez atrapado, no puedes tirar la cesta y nosotros a veces estamos anticipándonos a situaciones que de momento no son matemáticamente reales», alertó.

Moral

«Necesitamos ganar y coger confianza»

El técnico descartó de plano que el planteamiento de mañana en Vitoria dependa del resultado final del derbi entre el Las Palmas y el Tenerife, que se disputa esta noche (22.00 horas, TVG-2). «No voy a hacer cuentas. Estamos en un momento en que necesitamos ganar, en que necesitamos coger confianza. Nadie toma confianza empatando y perdiendo. Las derrotas son... evidentemente, la última no fue una derrota, fue un empate con sabor a derrota tal y como iba el marcador. Y por lo tanto te quitan un poco de estabilidad emocional, de confianza y el equipo necesita volver a ganar para sentirse importante», destacó.

Rival

«El Alavés es un equipo alto y me preocupa»

De su próximo adversario, el Alavés, vicecolista de la clasificación, pero a solo tres puntos de la permanencia, dijo que no está «ocupando la posición que le correspondería por su nivel técnico, por el nivel de sus futbolistas». «Pero en la Liga -insistió-, la regularidad te va colocando en un sitio y luego es muy difícil salir de ahí. Está peleando por no descender, pero es un equipo que a balón parado y a nivel de estatura, es súperpeligroso para nosotros. Va muy bien por arriba, es un equipo alto y me preocupa», expuso Fernando Vázquez.

Planteamiento

«Jugar con dos delanteros es una opción abierta»

En este sentido, y a la vista de los entrenamientos de esta semana, no descartó jugar mañana con dos delanteros. «Jugamos así bastantes partidos -dijo-. El equipo jugó con 4-4-2 bastantes veces, con dos delanteros de inicio. Jugué por ejemplo con el Hércules en Alicante [alineó de inicio a Arizmendi y a Borja), en casa también [contra el Alcorcón con esta misma pareja; el Mirandés con Rudy y Borja; o el Alavés con Borja y Luis Fernández] y el equipo -añadió Vázquez- siempre rindió con normalidad. Teóricamente tengo cinco delanteros en la plantilla. A Arizmendi lo utilicé en banda a principio de temporada y en algún partido de delantero centro. Tengo alternativas y soluciones», explicó antes de elogiar públicamente a Ifrán, autor de tres goles en las cinco últimas jornadas: «Venía de una situación muy poco competitiva, empezó a entrenar con nosotros y está dando un nivel más que aceptable».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos

El Deportivo se sienta en el diván