Más contundentes


La Ponferradina hizo su gran partido, mientras el Dépor siguió con esa dinámica de los dos partidos anteriores, con Domínguez, Rabello, y Juan Carlos en el medio, pero le faltó control, tensión y un poco de intensidad y disciplina. El rival supo qué tenía que hacer. Dejaba que el Dépor se estirase para matarlo a la contra. Así, Lux veía llegar sucesivos contragolpes, y todos desde la parcela central, pues la Ponferradina ganaba las espaldas con mucha facilidad. En este sentido hubo una aportación defensiva escasa, con Domínguez como único equilibrio. El esquema fue válido contra el Recreativo y el Mallorca, pero no todos los partidos son iguales ni todos los rivales iguales. Además, enfrente estuvo un gran Yuri, que no solo jugó en punta, sino que bajó para robar, molestar y dar superioridad a su equipo por dentro. Para el Dépor este es un aviso. Quedan pocos partidos y a lo mejor hay que volver a ser un equipo contundente en el centro.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos

Más contundentes