La historia avala al líder

Los precedentes, el calendario y el nivel de la categoría, a favor del Dépor


A Coruña / La Voz

El Tenerife se ha convertido en el gran rival para el Dépor en la lucha por el ascenso directo. Marca la frontera del tercer puesto, y atraviesa un gran momento de forma. El conjunto que dirige Álvaro Cervera acumula tres victorias consecutivas, su mejor racha del campeonato, y antes de disputar el crucial derbi canario en casa todavía debe medirse a dos de los tres últimos clasificados (Jaén y Girona). Si el final del campeonato estuviera algo más lejos, habría argumentos de sobra para temer a los del Heliodoro, pero a solo siete jornadas, ya se pueden dar prisa.

Y es que la historia reciente avala la candidatura blanquiazul a retornar a Primera sin alargar la temporada con promociones. Desde que se estrenó el siglo XXI, el líder a la altura de la jornada 35 ha mantenido el puesto hasta el final del torneo. La excepción podría ser el Celta, que en la 2004-2005 acabó segundo, pero con los mismos puntos que el Cádiz.

Además, en todo ese tiempo (trece campañas) ha habido equipos que han logrado defender rentas mucho más exiguas que los nueve puntos que le lleva el Dépor al tercero. El Levante, por ejemplo, solo disfrutaba de un margen de dos en la 2003-2004 (entonces no había promoción).

Por si la falta de precedentes negativos no fuese suficiente para despejar dudas, un vistazo al pasado inmediato también supone un alivio. En este curso tan parejo, ninguno de los tres rivales por las dos plazas de ascenso directo ha logrado encadenar más de cuatro triunfos consecutivos (el récord lo tiene el Recre, con seis, pero los onubenses están ya muy descolgados).

Lo ocurrido en la primera vuelta

En la primera vuelta, en el mismo tramo que ahora resta por disputar, el Tenerife cosechó once puntos (tres victorias y dos empates), el Eibar diez (tres y dos) y Las Palmas solo ocho (dos y dos). El Dépor rascó diez (dos y cuatro).

A los de Fernando Vázquez debería bastarles con ganar los duelos de casa. El primero, contra el peor visitante (Ponferradina); el último, frente a un Jaén en puestos de descenso; y uno fundamental frente al Eibar. El calendario señala la visita del cuadro armero como la primera oportunidad para amarrar el ascenso de forma matemática. En la anterior jornada, es probable que el Tenerife-Las Palmas haya descabalgado a un aspirante.

Si pese a tanto viento a favor fuera necesario sufrir hasta el final, Girona no es peor plaza que Soria (allí jugará el Eibar) o el Molinón (lo visitarán los tinerfeños). Los llamamientos a la calma nunca están de más, pero soñar también está justificado.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
9 votos

La historia avala al líder