El Dépor, a pescar en río revuelto

Aspira reencontrarse con el triunfo en su visita a un Zaragoza en crisis y que estrena técnico


a coruña / la voz

En la primera de las doce finales que le quedan hasta el cierre del campeonato, el Dépor quiere matar varios pájaros de un tiro. Si gana en La Romareda, tendrá más de un motivo para sonreír. De inicio, pretende zanjar su propia racha de dos traspiés consecutivos tras la amarga derrota de hace quince días en Miranda y las buenas sensaciones del empate contra el Barcelona B. Solo la victoria ratificaría el cambio de tendencia y esa pretemporada a deshora en que los coruñeses parecían enfrascados tras la lluvia de fichajes. El desfile de futbolistas no concluyó hasta la semana pasada, cuando Ifrán, la gran novedad para esta jornada, llegó a A Coruña.

El rival de hoy no se trata de uno cualquiera. Es el Zaragoza, con el que se abrieron cuentas pendientes en las últimas temporadas y con el que se esperaba una batalla de altos vuelos por el ascenso directo. Sin embargo, sus cuitas internas se han llevado buena parte de sus expectativas de porfiar junto al Dépor por el ascenso directo. Tras la destitución de Paco Herrera el equipo maño estrena entrenador esta mañana en la figura de Víctor Muñoz, con el que disfrutó de sus últimos grandes éxitos, la Copa y la Supercopa del 2004. Después de siete jornadas consecutivas sin ganar, un nuevo tropezón podría acabar por descartarlo para esta lucha.

Para el Dépor la victoria le permitiría aguantar un nuevo tirón del Eibar, que ayer goleó con solvencia en Anduva, pero sí que lo distanciaría de la promoción, pues el Recreativo cayó en los últimos minutos en Lugo. Fernando Vázquez meditará hasta el final si insistirá en el esquema de tres centrales, estrenado de inicio la pasada jornada, pero que ya había regresado victorioso de Alcorcón, en el último triunfo coruñés a domicilio hace hoy justo un mes.

La baja de última hora de Marchena parece poner palos en las ruedas de la consolidación del nuevo sistema, pues esta vez obligaría a Álex Bergantiños a retrasar su posición natural en el mediocentro. En cambio, la presencia de Sissoko en la alineación parece más cercana, una vez se está revelando la frescura que precisa el ataque deportivista. Bien desde la mediapunta o bien desde la banda derecha, el rendimiento del marfileño no para de crecer.

La ausencia de Toché

La otra gran duda del técnico radica en el sustituto del lesionado Toché. Con Ifrán aún sin el acoplamiento necesario a sus nuevos compañeros y Arizmendi de vuelta después de quedarse fuera por decisión técnica la pasada semana, Borja y Luis Fernández se revelan como las dos posibilidades más factibles. El madrileño, autor del gol del empate en la primera vuelta, parece partir con cierta ventaja para jugar de inicio.

El Zaragoza se convierte en una incógnita, pero se da por descontado un plus de actitud en los futbolistas que salten al campo. Todo indica que Arzo, central, jugará de mediocentro, mientras dos exPrimera como Barkero y Luis García se disputan un puesto en ataque.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos

El Dépor, a pescar en río revuelto