Deportivo: El baile de Paulo Teles

Los cambios de ubicación del portugués marcaron el desarrollo del partido


a coruña / la voz

Paulo Sergio Teles (Funchal, 1990) se convirtió ayer en termómetro precoz del juego de su equipo. Un conjunto, el Dépor, en el que la participación del joven centrocampista luso en liga había sido residual hasta ayer (20 minutos repartidos en tres encuentros). Frente al Las Palmas acumuló 70 más. Tres cuartos de hora persiguiendo a uno de sus ídolos (Juan Carlos Valerón) para meterse después en su piel desde el puesto de mediapunta.

Problemas derivados de la ausencia de Bergantiños

Competición primero y Apelación después se resistieron a dar la razón al Deportivo en lo evidente: la tarjeta que Alex Bergantiños vio ante el Girona solo tuvo sentido en la cabeza del árbitro. La ausencia del de la Sagrada fue un lastre inmenso frente al peor rival para afrontarlo. En Segunda escasean los jugadores de toque, pero la carestía no se acusa tanto en Gran Canaria. La batalla por el centro del campo resultaba crucial.

Durante toda la semana, Fernando Vázquez ocultó su apuesta para la plaza de 6 (o de 5, según la procedencia del lector). Probó a Luisinho, Uxío y Teles para decantarse finalmente por este último. Un especialista en dar salida a la bola metido a tareas de contención. Consciente quizá de que era imposible pedirle al portugués que se multiplicase como había hecho Bergantiños hasta la fecha, Vázquez lo convirtió en sombra de Valerón.

Curiosamente, con un doble pivote de talento creativo, el Dépor se metió en campo propio, movido por la precaución innata en quien se reconoce frágil. Los de Lobera marcaron el ritmo (cansino) del duelo en su primer acto. El conjunto blanquiazul, mientras, seguía su línea habitual de agazaparse en busca de la contra. Suerte más favorable a la verticalidad de Luisinho, Núñez y Luis Fernández que al por momentos exasperante caracoleo de Rudy.

Otro escenario tras el descanso

Tampoco Juando es proclive al juego a un toque y Teles se centró demasiado en lo defensivo, aunque su éxito no estuvo a la altura de su interés y Valerón participó sin mucho agobio en el juego visitante.

La situación derivó en un cambio de incidencia múltiple en el descanso. Rudy se fue a la ducha y dejó sitio a un pivote defensivo de verdad. Vázquez había declarado que no creía que Wilk estuviera para más de 30 minutos, pero visto lo visto le dio 45.

Con el polaco en la medular y Teles de mediapunta, el Dépor dio un paso adelante, encerró por momentos al rival, y acaparó las ocasiones, aunque estas apenas se tradujeron en un buen puñado de saques de esquina (16). Como ya ha pasado otras veces esta temporada, en la estrategia faltó el acierto que sí tuvo el rival, aunque fuera tras varios rechaces y de chiripa.

Último cambio a la desesperada

Juan Carlos se preparaba para saltar al campo cuando Aythami puso por detrás a su exequipo así que fue Borja quien dio descanso a Teles. Juan Domínguez amplió su radio de acción y el Dépor se volcó a la desesperada pero sin suerte.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
12 votos

Deportivo: El baile de Paulo Teles