Culio no piensa jugar más en el Dépor

Xurxo Fernández Fernández
Xurxo Fernández A CORUÑA / LA VOZ

TORRE DE MARATHÓN

CESAR QUIAN

El argentino podría firmar hoy por el Al Wasl y ayer ya no se entrenó con sus compañeros

08 ene 2014 . Actualizado a las 11:25 h.

«No lo vais a ver salir por esa puerta». Las palabras de Germán Lux a los periodistas que ayer le preguntaron sobre la posible ausencia de Culio en el entrenamiento del Dépor podrían resultar proféticas. El meta argentino señaló con su gesto el túnel de entrada a un vestuario que difícilmente volverá a pisar su compatriota. El mediapunta tiene prácticamente atada su salida de A Coruña con destino a Dubai, donde jugará en el Al Wasl. Antes echó un pulso al club blanquiazul, que no le había dado permiso para ausentarse del entrenamiento.

Así lo manifestó primero un portavoz de la entidad y lo confirmó después el propio Fernando Vázquez. «El jugador no me había avisado, pero tampoco me ha sorprendido», explicó el míster al concluir la sesión. El técnico descartó que fuera a llamar al futbolista para conocer los motivos de su decisión y todavía mantenía una mínima esperanza de poder volver a contar con el mercedino. «A ver si viene mañana (por hoy) y entonces le pediré explicaciones». En cualquier caso, Vázquez ya no era muy optimista al respecto. «Supongo que no se va a quedar», señaló horas antes de que se materializasen sus temores.

Visto bueno condicionado

El de Castrofeito tiene la esperanza de que la salida del argentino pueda ser paliada al menos con la incorporación de algún refuerzo. Una idea a la que se apuntó la candidatura de Tino Fernández, quienes al ser preguntados por la actual directiva sobre su disposición a la venta del jugador apuntaron que no se opondrían si el dinero liberado en la operación (entre ficha y traspaso) puede ser utilizado para fichar. Y siempre que antes de dar vía libre a la salida del 19 se contrate al menos un futbolista que proporcione un relevo de garantías, con el visto bueno del cuerpo técnico. Una condición que no se ha visto satisfecha todavía, aunque el adiós de Culio sea ya un hecho.