Catorce patrones para coser un líder

El Dépor solo ha repetido once en tres jornadas seguidas y ni el triunfo garantiza continuidad


A Coruña / La Voz

Lux; Seo, Marchena, Insua, Manuel Pablo; Bergantiños; Arizmendi, Juan Domínguez, Culio, Luisinho; y Luis Fernández. Ese ha sido el once que más le ha durado a Fernando Vázquez esta temporada. En concreto, tres jornadas. Las que, entre la 14 y la 16, depararon dos victorias (frente al Mallorca y la Ponfe) y un empate en el derbi. La recuperación de Laure y la decisión del míster de alistar a dos puntas contra el Alavés impidió al Dépor mantenerse fiel a un esquema por primera vez en la campaña. Antes lo habían intentado otros pretendientes (Lux; Laure, Bergantiños, Insua, Manuel Pablo; Juan Carlos, Wilk, Juan Domínguez, Culio; Arizmendi y Borja), pero apenas aguantaron los duelos con el Alcorcón y el Hércules hasta que las molestias fisicas de Arizmendi lo apartaron de la convocatoria.

Por uno u otro motivo, el caso es que el entrenador ha presentado hasta catorce propuestas distintas para el arranque de los encuentros, cuando todavía no se ha cubierto la mitad del calendario liguero. Y eso en una plantilla que el propio Vázquez ha calificado de corta en reiteradas ocasiones, después de que la directiva blanquiazul no atendiese a sus peticiones de refuerzos durante el verano. Lastre al que hay que sumar la grave lesión de Lemos, la tardanza de Marchena en incorporarse al grupo, el percance sufrido por Wilk, y los continuos problemas de Arizmendi y Antonio Núñez.

Por si fuera poco, el técnico apenas está contando con jugadores del filial. Futbolistas como Uxío, Teles o Bicho se ejercitan a menudo con el primer equipo (siempre, en el caso del portugués), pero han tenido muy pocos minutos más allá de los duelos coperos. Otro que casi no está contando en el último tramo de esta primera parte del campeonato es Rudy. El ex del Círculo de Brujas fue titular por última vez en la visita del Castilla, en la jornada 12. A partir de ahí, solo tuvo 22 minutos contra el Lugo y menos de diez en el resto de partidos.

Circunstancias que limitan mucho la rotación blanquiazul, pero que no han impedido la diversidad en nombres y esquema en cada once. Vázquez arrancó con un 4-2-3-1 en Las Palmas y ya ha probado con el 4-1-4-1, el 4-4-2 (con interiores o con laterales encargados del ataque por banda) y el 5-4-1, dependiendo del rival y de la evolución de cada partido.

La idea está clara

El baile no ha descolocado a la plantilla, según aseguró ayer su capitán. «Nosotros tenemos la idea clara de cómo hay que jugar e intentamos dar todos el máximo partiendo de esa idea», explicó Manuel Pablo. El sábado vuelve Insua y Núñez está apunta a titular. No hay 15 malo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Catorce patrones para coser un líder