Marchena: «Nos hubiese gustado otra cosa»

El jugador se suma a las críticas de los jugadores por el sistema de Jaén


A Coruña / La Voz

Carlos Marchena protagonizó ayer una de las comparecencias más duras de los últimos años en la sala de prensa de Riazor. Al menos, en cuanto a jugadores se refiere. No hubo un ataque frontal al míster, pero sí un discurso regado de perlas en formas de crítica al sistema empleado en Jaén y a las consignas y decisiones del entrenador. El primer palo en público a ciertos aspectos del trabajo de Fernando Vázquez llegó un día después de que Teles y Seoane mostrasen en la Radio Galega y la Cadena Ser su desacuerdo con la disposición táctica del encuentro que deparó la eliminación en Copa.

«No supimos entender el partido», comenzó Marchena su exposición, en una frase que apuntaba al alimón al técnico y los once que saltaron al estadio de La Victoria. «El equipo que sale lleva pocos minutos y somos gente que estábamos teniendo pocas oportunidades y no supimos entender lo de esperar tanto al Jaén. Nos desesperábamos e íbamos a por ellos y como la idea no era esa, cada uno salía cuando se le pasaba por la cabeza y nos descolocábamos en defensa». La plantilla no acató las órdenes recibidas en el vestuario, y lo hizo por el siguiente motivo: «Es muy difícil y hay que entender al jugador que tiene muy pocos minutos y sale y tiene que esperar al contrario. Sobre todo al Jaén. No supimos entender el partido porque nos hubiese gustado otra cosa».

Se le preguntó al central, metido el miércoles a pivote defensivo, por la falta de empuje de los futbolistas del Dépor. «No estábamos frescos porque corríamos mucho detrás del rival y cuando eso sucede uno se va desesperando y las ideas no acaban de estar claras. Eso hace que el equipo contrario se venga arriba y el tuyo se venga abajo», respondió contundente.

«Intentamos hacer lo que se nos pedía. Pero la idea inicial era aguantar, aguantar, aguantar... y quizá por la ansiedad o las ganas que tiene todo el mundo de demostrar el fútbol que lleva dentro no supimos aguantar y eso le dio alas al otro equipo. Cuando nosotros salíamos, salíamos mal y el rival fue cogiendo confianza, y empezó el Jaén y acabó siendo otro equipo... diferente», concluyó.

«Cuando se juega bien se gana»

La rueda de prensa saltó del duelo en Andalucía al próximo frente al Zaragoza y en este tema también hubo recado de Marchena. «El del domingo es un buen partido ante un buen rival, para hacer fuerte Riazor y demostrar que de aquí no se pueden escapar muchos más puntos de los que se han escapado ya», comenzó.

-¿Y mejorar la imagen?

-«Eso allá el entrenador. Yo tampoco me puedo meter ahí. Nosotros tenemos que acatar lo que diga el entrenador, pero allá él y lo que le ronde por la cabeza. Habrá estudiado al Zaragoza y nos dará las armas para jugar bien. Porque muchas veces cuando se juega bien se gana».

De inmediato aclaró el central que «con ?allá él? me refiero a que él es el entrenador y es el que tiene que decidir. La relación es buena, no hay ningún problema. Es un entrenador como la mayoría. Uno manda y los demás tenemos que acatar. En un equipo somos 23 o 24 y en ninguno están contentos los 24. Es ley de vida. El que no juega está menos contento».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
8 votos

Marchena: «Nos hubiese gustado otra cosa»