Mucha solidez, muy pocas ideas

El Dépor se mostró como un bloque muy compacto pero careció de ideas para generar peligro

Rudy jugó todo el partido y cuajó una notable actuación.
Rudy jugó todo el partido y cuajó una notable actuación.

a coruña / la voz

En este Dépor que sigue en plena fase de rodaje, hay una virtud indiscutible: la solidez. El trabajo de pretemporada ha permitido pulir las coberturas, además de darle un plus en el estado físico que facilita multiplicar las ayudas. Para lo demás, aún faltan piezas por llegar y muchas sesiones en Abegondo.

PORTERÍA

Sin trabajo para Lux

El meta argentino vivió ayer una tarde muy plácida. Aunque el partido arrancó con el susto de Xisco, que falló en boca de gol, a partir de ahí apenas hubo acercamientos. A falta de otro trabajo, Lux intentó lanzar un par de contras, pero no estuvo muy acertado con el pie. Sí atinó a salir a tiempo en un par de ocasiones para adelantarse a las carreras de los delanteros del Córdoba.

DEFENSA

Errores en la salida

El Dépor apenas optó por el recurso del balonazo y el gusto por crear desde la zaga a punto estuvo de costar algún disgusto. Aunque impecables al corte, los centrales del Dépor tuvieron más dificultades a la hora de sacar la pelota. Principalmente, por el costado de Kaká, donde entre el brasileño y Laure perdieron muchos balones. El más importante, el que acabó en el fallo garrafal de Xisco. Insua también se equivocó en su primera arrancada y a punto estuvo de costar una contra, pero a partir de ahí ganó en confianza y fue el más atinado en los pases. Mientras, Manuel Pablo tuvo que superar la dificultad de jugar a banda cambiada.

CENTRO DEL CAMPO

Bien al corte, mal en la creación

Ante la ausencia de Culio en la mediapunta y atendiendo a su intención de dar galones a Juan Domínguez, Fernando Vázquez decidió adelantar al canterano para intentar que asumiese el papel de Valerón. Sin embargo, su nuevo rol resultó contraproducente, restando clarividencia al doble pivote. En este puesto intentaron mezclar Wilk y Bergantiños, pero solo aportaron más de lo mismo. Al polaco hay que reconocerle su enorme sacrificio y que además no se complica intentando dar pases que no están a su alcance. En cuanto encontró su sitio sobre el césped demostró dotes para la recuperación e incluso pisó en varias ocasiones el área rival, intentando paredes que nunca volvieron a sus pies.

Menos atinado estuvo Alex, que erró en varias combinaciones peligrosas. Entre ambos, no lograron que el juego blanquiazul tuviese profundidad.

Un picante que sí empezó a llegar cuando entró Bicho y Juando volvió a la medular. Sin embargo, la mala fortuna quiso que al poco del retoque el Córdoba se adelantase, cerrando aún más su líneas.

LÍNEA OFENSIVA

Muchos metros para Luis

El Dépor juntó mucho sus líneas y eso hizo que Luis tuviera que recorrer muchísimos metros para llegar a la portería contraria. Pasó casi todo el encuentro bajando balones, de espaldas al marco. Es vez, la banda de Arizmendi apenas produjo nada y solo Rudy, portentoso, y la posterior entrada de Bicho, permitieron crear peligro.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos

Mucha solidez, muy pocas ideas