Vencer para regatear el drama

Pedro José Barreiros Pereira
P. Barreiros A CORUÑA / LA VOZ

TORRE DE MARATHÓN

Las cuentas deportivistas pasan por ganar y desentenderse de otros resultados

28 may 2013 . Actualizado a las 12:52 h.

El Dépor (35 puntos) depende de sí mismo para seguir en Primera. Seguro que sus rivales por la permanencia se cambiarían por él. A todos les gustaría saber, como el equipo coruñés, que si gana a la Real Sociedad, se salva. Pero también es cierto que ninguno de estos, ni el Zaragoza (34), ni el Celta (34), ni tampoco el Mallorca (33) querrían vérselas con un contrincante como el que llegará a Riazor el sábado por la noche. Los maños se enfrentarán en La Romareda a un Atlético de gira por Azerbaiyán y Singapur, los celestes jugarán contra un Espanyol sin Wakaso y sin posibilidades de acceder a Europa y los bermellones, después de dieciséis años seguidos en la máxima categoría recibirán al Valladolid de Djukic, que acaba de caer con estrépito frente al Celta.

Al igual que el equipo de Riazor, las posibilidades de que la Real vuelva a disputar la Champions diez años después pasan por ganar. En ningún caso le sirve el empate, pues el Valencia le aventaja en dos puntos. Debe esperar un tropiezo del Valencia (le basta con que empate) en su visita al Sevilla. Después de ocupar la cuarta posición liguera ininterrumpidamente durante las nueve últimas jornadas llega a la decisiva sin depender de sí misma. Al Dépor le sucede lo contrario. Después de estar desahuciado a primeros de marzo, cuando se distanciaba a nueve puntos de los puestos de permanencia, tres meses solo un tropiezo puede arrebatarle de la mano la seguridad de mantenerse.

Con el empate

Y ni así se agotarían por completo sus posibilidades. Si el Dépor empata en Riazor frente a la Real Sociedad, permanecería en Primera de igual modo siempre que ni el Zaragoza ni el Celta ganen. Bastaría con que uno de estos gane para que el empate condene a los coruñeses. En este caso daría igual lo que hiciese el Mallorca, que se despedirá sin remisión de la categoría siempre que el equipo coruñés puntúe.