A punto para la batalla del Pisuerga

Xurxo Fernández Fernández
Xurxo Fernández A CORUÑA / LA VOZ

TORRE DE MARATHÓN

Fernando Vázquez prepara a los suyos para un encuentro «duro, tenso, táctico y de nervios»

10 may 2013 . Actualizado a las 16:37 h.

Djukic se definió en estas páginas como «un soldado del Valladolid» y Fernando Vázquez recogió ayer el guante. «Perdimos a Aguilar, perderemos a Salomao, pero el resto... A la batalla». El técnico del Dépor trufó su rueda de prensa de referencias a la aspereza que espera encontrar en Zorrilla. Todavía empapado en sudor, después de tomar parte activa en el entrenamiento matinal, y todavía más inquieto de lo habitual, exprimió los símiles ciclistas, ensalzó a los suyos, al rival y, sobre todo, a la afición blanquiazul.

El equipo

Preparados, en todos los aspectos

Vázquez comenzó con un informe sobre el estado de sus huestes. «Mentalmente, impresionantes. Anímicamente, fuertes», arrancó para poner después el dedo en la llaga: «Físicamente con problemas algunos». Y entre los tocados, mencionó el nombre de Abel Aguilar, sin querer detenerse siquiera en la importancia de la ausencia del colombiano. «Ya he explicado lo que es Abel para el equipo. Pero no lo vamos a tener. Para qué hablar de él. Tenemos suficientes recursos para ganar el partido sin él», aseguró. Y esos recursos «están metidos, están concentrados, están preparados», prosiguió casi a modo de arenga militar.

El rival

Elogios para Djukic

Después tocaba analizar al oponente: «Es un equipo bien dirigido. Solvente. Agradable de ver para un técnico. Bien organizado». No escondió los méritos del técnico rival: «Se nota que detrás hay alguien que sabe. Están bien dirigidos por Djukic. Defienden y atacan bien». «Con cuarenta puntos va a ser muy complicado que tengan problemas. Pero si yo fuera entrenador del Valladolid pensaría ?para qué voy a meterme en problemas. Vamos a resolverlo aquí?».