El talento que se avecina

Los juveniles del Celta y Dépor demostraron que el fútbol gallego tiene futuro


a coruña / la voz

Hay futuro. Dépor y Celta se enfrentaron ayer en Abegondo, en un derbi de la División de Honor juvenil repleto de gestos deportivos. Los coruñeses recibieron a su rival con un pasillo que sirvió para reconocer el título de Liga ganado desde hace quince días.

Los vigueses también se llevaron el partido. Ganaron por 1-2 un duelo de dominio visitante, en el que los locales solo inquietaron en los últimos minutos. Juampa marcó de penalti para el Dépor (minuto 19); mientras que Thaylor (11) y Fernan (50) lo hicieron por el Celta.

Varios son los jugadores que demostraron que pueden tener futuro en el fútbol profesional.

Yelko Pino (Celta), un mediapunta con imán para el balón

Lleva el diez a su espalda. Eso casi siempre suele indicar algo bueno. Mediapunta, diestro, con buen manejo de balón. Hace tiempo que el Celta tiene apuntado su nombre en la agenda como futurible del primer equipo. Incluso Paco Herrera llegó a hacerle debutar en un encuentro amistoso. Su nombre es Yelko Pino Caride. Tiene 16 años (nació en octubre de 1996). Es internacional español sub-16. Un futbolista de los que sabe interpretar el juego.

Julio Delgado (Dépor), un zurdo con buen golpeo y un último pase letal

De casta le viene a este galgo. Es hijo de Julio Delgado. Un jugador de fútbol sala de élite (militó varios años en la División de Honor) que hasta hace unas semanas dirigía al Burela, también en la máxima categoría. Al igual que sucede con Yelko, lleva la responsabilidad del diez a su espalda. Y eso que también es juvenil de primer año (miembro de la generación del 96), Es zurdo y su entrenador suele emplearlo de mediapunta. Incluso también de interior derecho para que trace diagonales. Tiene buen golpeo de balón y exquisita visión de juego. Un motor para su equipo.

Samuel Araújo (Celta), el heredero de Roberto Lago

Lateral izquierdo de largo recorrido. Un pulmón de los que galopa la banda sin síntomas de asfixia. Ayer también demostró tener calidad en el centro. Fue el protagonista de la mayoría de las jugadas de ataque, con centros medidos por arriba y rasos. Tiene 17 años (es del 95).

Róber Suárez (Dépor), el central que siempre cumple

Es difícil destacarle una cualidad por encima del resto. Róber es un central solvente que siempre cumple en lo que se le proponga. Lo ha demostrado este año en Tercera División defendiendo la camiseta del Fabril en 1.326 minutos de juego. Y eso que aún le queda otro año como juvenil. Es del 95.

Borja Fernández (Celta), el eje del equipo en la medular

Es el Xabi Alonso del Celta. El mediocentro encargado de dar equilibrio, pero que también sabe darle salida al balón. El tipo de jugador que a todo técnico le gusta tener. Tiene 17 años (también del 95).

David Gómez (Dépor), un portero zurdo

La categoría se le quedó pequeña hace tiempo. En verano dará el salto a competición sénior y lo hará dejando presente sus buenas condiciones. Un zurdo de grandes reflejos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
14 votos

El talento que se avecina