El Dépor pasa al ataque

Fernando Vázquez se centra en los ejercicios ofensivos ante la falta de gol


A Coruña / La Voz

El Dépor se entrenó ayer bajo una fuerte tormenta en sesión vespertina. La más de hora y media que pasaron a remojo los jugadores blanquiazules sirvió para comprobar que las preocupaciones del equipo técnico que comanda Fernando Vázquez han variado ligeramente. Si cuando el de Castrofeito desembarcó en Riazor su principal obsesión (como la de sus predecesores) era la de paliar la sangría defensiva que había convertido a los coruñeses en el conjunto más goleado de Europa, las mejoras en ese aspecto y la preocupante falta de gol de las últimas jornadas ha alterado las prioridades.

Después de dos jornadas sin ver puerta (ante el Barça no hubo siquiera un disparo entre los tres palos) y de anotar solo dos tantos en las últimas cinco jornadas, el acierto de cara a la portería contraria se ha vuelto indispensable de cara al derbi. Ayer, tras un calentamiento más necesario que nunca por lo desapacible del día, la plantilla empezó ensayando los disparos en carrera. El Dépor tiene jugadores como Riki o Pizzi, con buen lanzamiento lejano y el técnico dispuso ejercicios específicos para aprovechar esta vía, sobre todo al culminar transiciones rápidas.

A continuación, el trabajo pasó a los automatismos en las llegadas por banda, perfeccionando los centros al área y definiendo los desplazamientos para que haya jugadores con opciones de remate en ambos palos.

En la sequía goleadora de los últimos encuentros tiene mucho que ver la ausencia de Riki. El ariete se lesionó a los 20 minutos del partido frente al Rayo y no pudo participar en el que enfrentó a los blanquiazules con el Barça, en ambos el colista fue incapaz de batir la portería contraria. Además, en Barcelona Nelson Oliveira volvió a estar perdido y apenas participó en el juego, después de que Fernando Vázquez le acusara públicamente de falta de ganas.

El mejor y casi exclusivo recurso de cara a puerta (Pizzi también ha mostrado efectividad esta campaña) es de este modo el ariete de Aranjuez, que ya quiso viajar con el grupo al Camp Nou, pero que se quedó fuera de la convocatoria por una microrrotura muscular que no invitaba a tomar riesgos.

Tampoco estuvieron en el duelo frente al líder tres de los centrales deportivistas. Mientras que Kaká y Zé Castro todavía no se han recuperado de sus dolencias y entrenaron al margen, Marchena sí podrá reaparecer el viernes tras su sanción.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos

El Dépor pasa al ataque