El Deportivo de La Coruña cae sin fútbol ante el Rayo Vallecano

En un despropósito de partido, el equipo coruñés sufrió su tercera derrota consecutiva


El Deportivo de La Coruña cayó en Vallecas. Fue feo y justo, aunque tuvo opciones para empatar porque el rival también puso de su parte. Pero sufrió su tercera derrota consecutiva en un ejercicio de despropósitos en defensa y desorganización en el toque a rebato intentando rescatar un punto en medio del caos. Pudieron lograrlo Riki y Nélson Oliveira, pero el Dépor perdió ante un Rayo que no desperdició media hora de fragilidad defensiva por el lado de un Evaldo que quedó una vez más señalado. El equipo blanquiazul no encontró nada parecido al fútbol que siempre trata de proponer, y sólo la propia debilidad del rival, un Rayo tan bieneintencionado como el mismo Dépor e igual de permeable en defensa, le permitió llegar con opciones de puntuar al final del choque.

Parece luchar el Dépor en ocasiones contra su naturaleza. La idea es una pero la realidad le impone otra diferente, y en esa tensión no encuentra el equipo coruñés una pauta para solucionar sus problemas. La apuesta por el fútbol de posesión y ofensivo, el cacareado modelo y estilo de Oltra, se encuentra con la tozuda evidencia de las lagunas defensivas del Dépor, que concede demasiado a rivales en teoría menores. Lo aprovechó el Rayo Vallecano en el primer tiempo con dos goles que pudieron ser dos más de no mediar Aranzubía, decisivo de nuevo con dos buenas paradas a Delibasic y a Piti.

Ni siquiera el refuerzo defensivo de Álex Bergantiños por el anunciado banquillazo a Juan Domínguez aplacó los ánimos. Piti y José Carlos hicieron un roto por el costado izquierdo de la zaga deportivista, en el que Evaldo naufragó con estrépito y Pizzi olvidó las lecciones que entre semana le dio Oltra para recordarle que debe acompañar a su lateral. Por el lado de Evaldo llegaron los dos goles, consecuencia lógica del juego sin alma de un Dépor ahogado por la presión muy adelantada del Rayo, e incapaz de encontrar a Valerón y a Riki para aprovechar los espacios que esa posición del equipo local generaba. Sólo lo hizo una vez el Dépor, que encontró entonces al gallego Rubén muy atento para cortar la carrera de Riki.

A la media hora caía 2-0 el Deportivo en Vallecas, pero una jugada aislada impulsada por el coraje de llegar al área de Bergantiños acabó con un penalti que Pizzi, apenas su única aportación del partido, transformó. Se abría de manera insospechada el partido porque, además, la zaga del Rayo Vallecano tampoco está para tirar cohetes. Al poco de iniciar el segundo tiempo Oltra señaló a Evaldo, sustituido por Nélson Oliveira. El técnico usó la opción habitual la temporada pasada, una defensa de tres cuando las cosas vienen mal dadas. El partido se convirtió en un correcalles sin sentido en el que ambos pudieron salir muy mal parados. El Rayo, que venía de sumar un punto en cuatro partidos, concedió al Dépor opciones de puntuar aun con la pobreza de su fútbol. La entrada de Camuñas por Valerón apuntaló el juego directo y le dio la poca mordiente que puso el Dépor en un ataque marcado por decisiones individuales y deslavazada. Nélson Oliveira dispuso de dos remates dentro del área pero echó de menos la frialdad que exhibió ante Osasuna para definir en la primera jornada.

La sensación de fragilidad de la defensa local permitió soñar con el empate mientras el Rayo perdonaba hasta 5 remates en la misma jugada y Aranzubía desbarataba un mano a mano de José Carlos. y así llegó la última de Riki, asistido por Bergantiños con brillantez, solo ante Rubén, pero pegó más al césped que al balón con todo a favor después de un bote imprevisible. Llegó una tercera derrota consecutiva que no preocupa tanto como el poco fútbol de un Dépor en plena lucha interna.

2 - Rayo Vallecano: Rubén; Tito, Labaka, Amat, Casado; Javi Fuego, 'Chori' Domínguez (Adrián González, m.63), José Carlos; Piti (Lass, m.64), Leo y Delibasic (Nicki Bille, m.71).

1 - Deportivo: Aranzubia; Laure, Marchena, Zé Castro (Ayoze, m.76), Evaldo (Nelson Oliveira, m.48); Abel Aguilar, Bergantiños; Bruno Gama, Valerón (Camuñas, m.59), Pizzi; y Riki.

Goles: 1-0: M.18 Piti; 2-0: M.29 José Carlos; 2-1: M.41 Pizzi de penalti.

Árbitro: Pérez Montero (comité andaluz). Amonestó a Labaka, Javi Fuego, Chori Domínguez, Rubén, Amat, Casado, Delibasic y Nicki Bille, del Rayo Vallecano; y a Riki, Alex Bergantiños, del Deportivo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
20 votos

El Deportivo de La Coruña cae sin fútbol ante el Rayo Vallecano