El Deportivo de La Coruña empata ante el Getafe en un partido vertiginoso

El equipo coruñés se adelanta con gol de Riki pero no pudo ganar tras un encuentro jugado a gran ritmo


El Deportivo de La Coruña sumó su segundo empate consecutivo ante el Getafe (1-1) en un partido jugado a velocidad máxima y lleno de alternativas, que volvió a dejar claras las potencialidades ofensivas del equipo coruñés y que le tuvo como dominador en el segundo tiempo, antes de que las fuerzas le abandonasen y se espesara su fútbol. Riki, en momento de juego que no se le recuerda, adelantó a los de José Luis Oltra, que tuvieron al Getafe a punto de la rendición mediada la segunda mitad, pero que no remataron la faena y firmaron las tablas con un rival también extenuado.

Pocos equipos más honestos y consecuentes que este Deportivo. Con sus virtudes y también sus defectos. Expone y se expone. Sus partidos pasan como un suspiro porque hay llegadas en un lado y otro. En el balance de pros y contras estarán la mayor parte de los resultados de este Dépor que vive en el vértigo. El camino será más fácil si sus delanteros aciertan, y Riki parece por la labor. En un estado de forma magnífico, quizás el mejor de su ya largo periplo coruñés, el delantero madrileño adelantó al Dépor con un potente disparo y siempre ofreció salidas a su equipo. Junto a él, un hiperactivo Pizzi le auxilió aunque cometió errores que en este Dépor suponen una ocasión en contra, perdiendo balones en zona peligrosa. Valerón aportó sus chispas de talento, y Bruno Gama y Abel Aguilar se animaron en 20 minutos de frenético correcalles.

Marcó el Dépor en una jugada de estrategia, un aspecto en el que hubo arduo trabajo este verano en Abegondo. Pero el Getafe nunca se vio fuera del partido. Su trío de mediapuntas, Barrada, Lafita y Pedro León, bailaban entre líneas y Colunga fue un átomo difícil de controlar para Marchena y Aythami. El central canario estuvo atento en dos jugadas para llegar oportuno al cruce en el último segundo. Xavi Torres rozó el gol poco antes de que lo encontrara Barrada, un jugador de clase y ya con cierta jerarquía pese a su juventud. Arrastró a los centrales Colunga y Barrada se coló hasta el fondo para definir ante Aranzubía. Aprovechó el Getafe que la zaga coruñesa se adelantgaba y se exponía a estos envites, al igual que por el costado de Evaldo, con el que Pedro León tuvo su ocasión de lucirse y de pedir un penalti al filo del descanso.

El gol de Barrada reactivó a un Dépor que había cedido metros esperando enganchar una contra. Pese a los desahogos de Riki y de Pizzi, rara vez la encontró. Pero después del empate recuperó la pelota y Pizzi lanzó un par de centros sin rematador en el área del Getafe. Riki dejó claro su estado de gracia con una jugada personal en la que nadie lo pudo parar antes de chutar con violencia cerca de la portería de Moyá. Hasta Evaldo se aplicó en defensa cuando le intentaron ganar la espalda y pudo exhibir sus grandes condiciones físicas ante Pedro León.

No hubo cambio de guión tras el paso por vestuarios. En apenas 9 minutos hubo dos claras ocasiones de gol en ambas áreas. Lafita corrió en medio de la bronca de sus exaficionados y dejó el balón franco para la llegada de Xavi Torres, que no supo definir la jugada. Poco después, Camuñas (relevo de un Bruno Gama entre algodones) pudo marcar hasta por dos ocasiones en la misma acción, primero tras una brillante combinación entre Valerón y Pizzi, después tras el intento de asistencia de Abel Aguilar a Riki. El Getafe dio un par de pasos atrás al perder a Lafita por un golpe y a Colunga por extenuación. Pasó a dominar claramene el Dépor, que pese a los cambios de Bruno Gama y Valerón inclinó el campo hacia el área de Moyá. Entró Nélson Oliveira pero la ocasión para ganar fue de Riki, que recibió un balón profundo de Abel Aguilar pero se vio sorprendido por la fugaz aparición de Moyá, que evitó el gol del Dépor.

Con un 4-4-2 más clásico, el Dépor fue perdiendo fuelle con el paso de los minutos y aunque dejó de sufrir y de exponerse a contrar al filo del abismo, le faltó punch en los metros finales, acusando Pizzi, Riki y el centro del campo el esfuerzo de un partido sin arneses. Ni siquiera le reanimó el debut oficial de André Santos. El empate llegó por agotamiento de ambos rivales pero dejó en la grada una sonrisa tras un buen divertimento. Algo que promete repetirse en Riazor esta temporada.

Deportivo: Aranzubía; Manuel Pablo; Marchena, Aythami, Evaldo; Abel Aguilar, Juan Domínguez (André Santos, min 83); Bruno Gama (Camuñas, min 50), Valerón (Nélson Oliveira, min 60), Pizzi; Riki.

Getafe: Moyá; Valera, Lopo, Alexis, Miguel Torres; Xavi Torres, Míchel; Barrada (Juan Domínguez, min 90), Lafita (Gavilán, min 65), Pedro León; y Colunga (Alcácer, min 70).

Goles: 1-0; min.6, Riki. 1-1; min.26, Barrada.

Árbitro: Mateu Lahoz, del colegio valenciano. Mostró amarilla a Míchel (min.42), Alexis (min.55), por parte del Getafe; y a Aythami (min.47) y Abel Aguilar (min.53), por parte del Deportivo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
12 votos

El Deportivo de La Coruña empata ante el Getafe en un partido vertiginoso