Y la informática se apuntó a la moda del 2x1

Los dispositivos híbridos, mitad portátil, mitad tableta, son la nueva tendencia en el mercado de los ordenadores


La Voz

Renovarse o morir es el lema de las grandes marcas informáticas. Así ha sido desde la aparición del ordenador. Desde la década de los 60, las compañías han llevado a cabo una carrera paralela, evolucionando y buscando cosas nuevas para adaptarse a los tiempos y consolidarse en el mercado. De las enormes computadoras del inicio se pasó a los ordenadores personales que ya cabían en una mesa del ordenador. Después, la idea de la portabilidad y de la reducción de tamaño se consolidó creando los pecés portátiles. Con aparatos cada vez más ligeros y pequeños, la aparición del netbook -esos diminutos modelos de poco más de diez pulgadas- se convirtieron en los aliados perfectos para las crecientes necesidades de llevar siempre encima un dispositivo de características avanzadas. Sin embargo, este tipo de aparatos en miniatura perdieron terreno con la llegada de los smartphones y las tabletas, de menor tamaño aún y más accesibles aún para trasladar a cualquier lugar.

Con el objetivo de que los pequeños netbooks no se queden anticuadas y se pierdan en la vorágine de la evolución constante, las compañías han decidido renovar este espíritu combinándolos con las tabletas, las reinas de la portabilidad en la actualidad. Poco a poco han comenzado así a aparecer los portátiles híbridos y convertibles: mitad pecé y mitad tableta. Un 2x1 en toda regla, sin perder características por el camino.

Capaces de realizar diferentes funciones sin perder nada de sus dos mitades, uno de los primeros fabricantes en sumarse a esta nueva corriente ha sido Asus, que siempre se ha caracterizado en explorar en nichos en los que nadie ha experimentado aún. Con su último modelo, el Transformer T100, permite que con una tableta Windows 8, que puede controlar todo el equipo, se le incorpore y se le separe el teclado al antojo del usuario. Y además lo hace de forma rápida y sencilla gracias a un botón central que desmonta el aparato.

Con una batería que ofrece 11 horas de libertad, el Asus T100 es el equipo ideal para quien necesita llevar siempre un ordenador encima y busca rapidez en el inicio, con un arranque de menos de diez segundos. Con 2 gigas de memoria RAM, 500 gigas de capacidad de disco duro y un kilo de peso, este portátil hibrido es la combinación perfecta para quién requiere movilidad y autonomía sin perder las todas ventajas que ofrece un pecé y las que aporta una tableta.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos

Y la informática se apuntó a la moda del 2x1