Kate se defiende en Netflix

La actriz arremete contra Sean Penn en el documental «Cuando conocí al Chapo»


Redacción / La Voz

No es nada extraño el enfado de Sean Penn al ver el documental Cuando conocí al Chapo: la historia de Kate del Castillo. No lo es porque la actriz concluye que el que fue esposo de Madonna y novio de Charlize Theron, la usó para lograr una entrevista con el Chapo Guzmán, que en aquel momento era uno de los prófugos más buscados del mundo tras protagonizar una espectacular fuga a través de un túnel. Lo que queda claro es que la realidad va más allá del argumento de cualquier narco-serie de las que triunfan en las plataformas en streaming.

Antes de su estreno, el pasado día 20, varios medios publicaron que el actor estadounidense intentó parar su lanzamiento o, al menos, que fueran cambiadas algunas partes de la trama porque no se ajustaban a la realidad y, como manifestaron sus abogados en una carta remitida a The New York Times, podrían poner en peligro su vida.

De hecho, más allá de que pueda sugerir que tuvo algo que ver en la captura del narco, Sean Penn no sale bien parado en este documental de tres episodios donde Kate aparece varias veces sentada en una banqueta, sobre un fondo negro, confesando su verdad.

La actriz usa este documento audiovisual para defenderse de las acusaciones que la han ligado con el cartel y que la mantienen alejada de México. Dice, incluso, sentirse perseguida por el Gobierno de su país. Hasta no pudo ir al estreno de la telenovela Ingobernable, como también confiesa en la trama.

Todo por un tuit

Lo hace contando cómo fue gestado el encuentro con Joaquín Guzmán Loera, el Chapo, en octubre del 2015 en un lugar recóndito del norte del país. Relata cómo Sean Penn la utilizó para acercarse al capo de la droga con la excusa de estar interesado en participar en un proyecto para la gran pantalla sobre la vida del mismo.

La producción de Netflix cuenta cómo el Chapo dijo que solo la actriz resultaba dueña de los derechos para hacerlo. ¿Cómo logró eso de Guzmán Loera? Todo fue por un tuit. De esa forma comienza el primero de los tres capítulos del documental. El relato recuerda la noche del 2012, en la que ella lanza a la Red un mensaje en Twitter donde comenta que hoy cree más en el Chapo. Aquello la puso en el punto de mira de las autoridades de su país, pero también de Estados Unidos.

Todo el revuelo generado no pudo frenarse. Fue eso lo que llamó la atención del narco. El encuentro del 2015 no era para hacer la entrevista de Rolling Stone, que salió a la luz justo después de la detención del Chapo. Era para hablar de la película, pero Penn guardaba un as en la manga.

Cuando estaban sentados frente al capo fue cuando dijo a la actriz que le preguntara por la entrevista. Incluso logró luego que el Chapo enviara imágenes para probar que el encuentro realmente se había realizado. Días después, Guzmán Loera fue detenido. Rolling Stone publicó la entrevista pero, cuenta el documental, tenía muchas partes que no eran verdad. Kate no quiso saber nada más de Penn. Y el actor no quiso saber nada de aparecer en el documental. Al menos, eso cuenta tras su desenlace el documental.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Kate se defiende en Netflix