Regresa Frank, hay presidente


Llegó el día de la segunda votación de investidura de Pedro Sánchez. Salvo sorpresa mayúscula, será también fallida. Es lo que tienen las matemáticas, son muy tercas. Y 130 votos sobre 350 posibles dan para lo que dan. Para salir derrotado. España se acostará sin otro presidente que el que lleva meses en funciones, con la agenda bastante libre. Y parece que así seguirá.

El espectáculo debe continuar. Todos los días asistimos a un rosario de declaraciones que evidencian, cada vez más, la imposibilidad de romper el bloqueo político surgido de la cita con las urnas del 20D. Nada se mueve en el tablero.

Ayer hizo fortuna en los diarios digitales y en redes como Twitter una declaración de la alcaldesa de Madrid. La exjueza, una independiente al frente de una lista auspiciada por Podemos, pareció provocar un deshielo al reclamar el apoyo de las «fuerzas del cambio» al hombre que intenta la investidura. Pero Carmena, que muchas veces habla en varios tiempos (lo que dice, lo que dice Podemos que dice y lo que tuitea) rectificó. Los bloques volvieron a su posición, a sus inexpugnables trincheras. Y de repente la única esperanza de tener un presidente fue la de poner en la tele la cuarta temporada de la serie House of Cards. Empalideced, Hillary Clinton y Donald Trump. Vuelve Frank Underwood.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos

Regresa Frank, hay presidente