Llega la guerra del culebrón

La Siete se consagra desde mañana a las telenovelas, género con el que Nova se ha convertido en uno de los canales de mayor éxito en la TDT

«La patrona» fue la serie más vista en la historia de Nova, con 793.000 espectadores en su último capítulo.
«La patrona» fue la serie más vista en la historia de Nova, con 793.000 espectadores en su último capítulo.

Redacción / La Voz

La última batalla por la audiencia televisiva se libra en el terreno del culebrón, un género que despuntó en España a finales de los 90 con Cristal y que ahora ha alcanzado una nueva edad de oro gracias a los canales de TDT. Los buenos registros de audiencia de estas ficciones que enredan y fidelizan al espectador ha llevado a Nova, canal del grupo Atresmedia cuyo público principal son mujeres de entre 13 y 44 años, a batir grandes registros y a auparse como la quinta TDT más vista.

En enero, la cadena logró convertirse en la temática líder de su franja con el final de La patrona, que fue la novela más vista en la historia de Nova y batió en su último episodio su récord histórico de 793.000 espectadores (un 4,2 % de cuota). La patrona se convirtió así en la primera de una lista de culebrones de éxito en su parrilla por delante de Soy tu dueña, Mañana es para siempre y Mar de amor.

Tras el fin de La patrona, el relevo lo ha tomado Una Maid en Mahhattan, de la factoría Telemundo, con quien Nova acaba de firmar un acuerdo estratégico para estrenar sus programas en las próximas temporadas.

Para tomar posiciones ante esta demanda del público, a partir de mañana La Siete, del grupo rival Mediaset, renovará su imagen y sustituirá su logotipo por un corazón, pero no será un efecto pasajero de San Valentín. El canal dará un vuelco a su parrilla para pasar a dedicarse exclusivamente a las telenovelas. Para ello ha firmado un acuerdo con Televisa que le permitirá estrenar a lo largo de los próximos tres años títulos como Porque el amor manda, La tempestad, Mentir para vivir, La mujer del vendaval y De que te quiero, te quiero, junto a otras de éxito internacional en los últimos tiempos como La madrastra, Destilando amor, Teresa, Mi pecado y El triunfo del amor. La Siete anuncia que emitirá desde telenovelas clásicas a formatos más actuales que explotan la intriga y la acción, todo orientado a un público amplio de mujeres de entre 18 y más de 55 años.

Pero el efecto de las telenovelas no es patrimonio exclusivo de la TDT. Desde que TVE abandonó su serial de sobremesa Amar en tiempos revueltos, Antena 3 se ha convertido en reina de las tardes entre las generalistas con tramas de enredos como Amar es para siempre y, sobre todo, El secreto de Puente Viejo. Esta última se coloca a diario entre los programas más vistos del día. Este mismo martes batió, por segundo día consecutivo, su máximo histórico de audiencia al rozar los 2,4 millones de espectadores (2.396.000 y 19,6% de cuota) y fue líder absoluto de su franja.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Llega la guerra del culebrón