Las series más premiadas en EE. UU. no triunfan en España


Hace pocos días se hicieron públicas las nominaciones de los premios Emmy del 2009. Entre las candidatas a mejor drama de ficción destacan Boston Legal, Dexter , House y Perdidos , y en la categoría de comedia, El séquito , The Office , Rockefeller Plaza y Dos hombres y medio . Todas ellas pueden o pudieron verse en la televisión española, y solo House contó (y cuenta) con el respaldo masivo de la audiencia. Y esta tendencia se viene repitiendo desde hace muchos años: series prestigiosos y multipremiadas que, por un motivo u otro, no arraigan en las parrillas televisivas española. Títulos tan laureados como Rockefeller Plaza (7 Emmy), Perdidos (6) o el caso más exagerado, Los Soprano (21 Emmy), no han tenido en España el éxito que cosecharon en EE.?UU. o en otros países. Otros productos, menos galardonados pero de gran calidad, como Carnivale o En tratamiento , ni siquiera traspasaron la barrera de las cadenas de pago.

Causas del fracaso

No es un fenómeno que afecte a todo el producto foráneo. Aparte de a las desventuras del Dr. House, el público español se enganchó a los amoríos de Anatomía de Grey y a los forenses de la franquicia CSI, que aún hoy son un emblema para Telecinco. El crítico Pepe Colubi apunta que un motivo puede ser «el arrinconamiento de las series foráneas, dándole preferencia al producto nacional, desde la llegada de las privadas». El crítico apunta que esta tendencia produce «un mal hábito en el espectador», y siguiendo con la responsabilidad de las cadenas, Colubi las acusa de una «falta de mimo y riesgo. Y de temor». Según esta opinión, la responsabilidad está en las televisiones y en una falta de costumbre del público ante este tipo de material, muy diferente en medios y temáticas del producto nacional que está habituado a consumir. Respecto a esto, Colubi comenta con sarcasmo que «no hay más que comparar el bar de estriptís de Sin tetas... con el Bada-Bing de Los Soprano ». Además, las televisiones, aunque se decidan a emitir alguno de estos seriales, lo hace en horarios que no favorecen en nada a su éxito. Dos de las comedias nominadas este año a los Emmy, Rockefeller Plaza y The Office , las pasa La Sexta en horario de madrugada, al igual que Los Soprano , que al ser emitida primero en una cadena de pago y luego a altas horas de la noche, se quedó sin ser degustada por el gran público.

Este fenómeno produce otro paralelo: estas series tienen una segunda vida a través de alternativas como Internet y a la venta en deuvedé.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos

Las series más premiadas en EE. UU. no triunfan en España