El corazón derrota a Javier Sardá

Telecinco estudia el traslado de «La tribu» a la madrugada de los martes tras los discretos resultados de audiencia registrados en la noche de los viernes


En Telecinco se barruntan cambios para el programa de una de sus estrellas indiscutibles en la pasada década. La tribu, el espacio dirigido por Javier Sardá, se desploma en las noches de los viernes y se estudia una nueva ubicación. Todo apunta a que su destino estará en la madrugada de los martes, a partir de la próxima semana y después de la serie Hospital central. Su hueco lo ocupará temporalmente la serie Mentes criminales.

«En estos momentos, no existe ningún acuerdo, lo que no quiere decir que no se produzca», señalaron fuentes de Telecinco a Colpisa. Las conversaciones por ahora continúan entre los directivos de la cadena y Gestmusic, la productora de referencia de Sardá, encargada del programa. En la mesa de negociación hay importantes flecos, como el del presupuesto «porque no cuesta lo mismo un programa en horario de máxima audiencia que en la madrugada».

La tribu no ha podido con la oferta de otras cadenas. Dónde estás corazón sigue siendo el gran dominador de la noche, y la competencia más fuerte para Sardá, con el permiso de la nueva apuesta humorística de Florentino Fernández y Josema Yuste en La Primera. De hecho, en el segundo programa de La tribu, la entrevista estelar fue a Ana García Obregón, quien intentaba desmontar el mito Darek, ahora su ex pareja. A un botón del mando a distancia, su antigua pareja era el centro de atención en DEC. Las principales críticas al programa de Sardá vienen de la mano de los contenidos que ofrece, y de la aparente falta de guión y planificación, a pesar de contar como colaboradores con grandes nombres de la televisión actual, como Boris Izaguirre y Carlos Latre. Su idilio televisivo con Mercedes Milá, otro de los rostros populares de La tribu apenas duró dos semanas. La popular periodista vio la que se venía encima. «Siempre tengo en cuenta los índices de audiencia. No hemos gustado al público», afirmaba en su blog, donde explicaba su marcha.

Lo hacía después de que La tribu bajase más de cinco puntos de seguimiento en una sola semana, y se situase, en su segunda emisión en un pírrico 9,4%, con 1,3 millones de seguidores. Las cosas no iban bien, pero podían ir peor. En la tercera entrega, trescientos mil espectadores menos, a pesar de que Galindo, colaborador de Sardá en Crónicas marcianas dio un titular: «Tengo 72 años».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

El corazón derrota a Javier Sardá