Programas que sólo se estrenan

Reportaje | La lucha por la audiencia acaba con muchos proyectos Las cadenas no sienten reparos para retirar de la parrilla un espacio si no tiene audiencia. Por mucho que se haya anunciado como producto estrella


redacción

Los programadores de las cadenas de televisión tienen sobre sus cabezas una espada de Damocles que apenas los deja respirar: los datos de la audiencia. El binomio público-publicidad manda y ante el más mínimo gesto de rechazo a un programa, sobre todo si es en prime time , no hay dudas sobre su continuidad.El último ejemplo, uno de los más llamativos, ha sido ¿Cantas o qué? , una propuesta de Antena 3 para la noche de los martes en la que los famosos aprendían a cantar. Los malos resultados de audiencia -un 14,4% de media, frente a al casi 22% de la cadena- hicieron retirar el concurso a la segunda semana de emisión. Paula Vázquez se quedó sin programa, pero no ha sido la única esta temporada, otras estrellas de otras cadenas están en el pasillo. Silvia Jato, que este año ha sido fichada por Telecinco como una de sus estrellas, vio como su talk show dominical, De vez en cuando la vida , duraba seis semanas y marcaba un indefendible 14,8% de audiencia. En Telecinco se han vivido tres ejemplos de retirada precipitada de un programa. Vientos de agua ha sido el paradigmático, ya que se concibió como la gran superproducción de Telecinco -Antena 3 está preparando algo similar con Los Borgia - y apenas duró dos semanas: tenía un 13% de share . El otro error de programación fue Plan C , el late night de Carolina Ferre, que sólo se emitió tres lunes, y eso a pesar de que superaba ligeramente el psicológico 20% de audiencia. Finalmente, la apuesta de los informativos para esta temporada, Juan Pedro Valentín (que siendo jefe de Informativos decidió presentar las noticias de la noche, en competencia directa con Lorenzo Milá, Matías Prats e Iñaki Gabilondo) ha sido sustituido por Pedro Piqueras porque no se han cumplido las expectativas con el cambio de horario del noticiario (17% de media). La Primera, por su parte, casi tuvo más fracasos que éxitos. El más sonado fue el de Pepe Navarro y su late night para la semana, Ruffus & Navarro ; menos de un mes estuvo en antena el que era un remedo de Esta noche cruzamos el Mississippi , y reunió en total a 13 de cada cien espectadores que en ese momento veían la tele. Mi abuelo es el mejor, el concurso familiar que estrenó Concha Velasco en enero, tampoco resistió el mes de emisión, ya que apenas superaba el 11% de share . La revista , que era una auténtica revista de variedades en televisión, tampoco superó ni las dos emisiones ni el 13% de audiencia. Parece que este año a TVE no se le da muy bien el entretenimiento porque otros dos espacios muy promocionados, Tan a gustito, de Alfonso Arús, y Made in China, de Óscar Terol, pasaron sin pena ni gloria por la parrilla, y acabaron cayendo en el olvido de los estrenos que no fueron nada más.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Programas que sólo se estrenan