Marta, rica...

INTERFERENCIAS | O |


¿ ERES LA figurita que faltaba para el belén. Quien ahora es tu marido, el Junco, Antonio Carrasco, parado de larga duración, de mérito único haber aliviado durante años a la fogosa Lola Flores, se paseó varios platós para contarnos su romance con la Faraona, a la que todavía quiere. Tan enamorado está, que en vuestra casa tiene fotos de Lola y todavía les pone flores. En realidad recuperó su amnesia a cambio de un seductor talón de euros, que hay teles que aflojan la chequera a cambio de unos dígitos de share , sin importarles el bochorno de la audiencia involuntaria y, por lo visto, ante la complacencia de otros miles que lo justifican.Claro que el aceptar la invitación del gran ventilador de basura ¿Dónde estás corazón? (Antena 3), también a cambio de pasta, le resta dignidad a tu valiente gesto de encarar a la Patiño para reprocharle que incluya en su índice a todos los Amaya, cuando la esposa del Junco eres tú, y te caiga todo el vendaval. En eso, perfecto, a ver si por fin os levantáis contra esa panda de inquisidores, periodistas se dicen, cuando son parte del circo, por no decir la más importante. Os necesitáis mutuamente¿ Marta, harías bien en dedicarte a tu arte y convencer a Antonio de que sobra chollo para ganarse la vida con dignidad. Menudo papelón el tuyo. Ahora bien, si Cantizano te arregló la cartera por unos días, enhorabuena. Si ellos hacen caja con vuestras miserias, que repartan.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Marta, rica...