La vacuna de AstraZeneca se administrará solo a personas mayores de 60 años

La Agencia Europea del Medicamento insta a que se reflejen los trombos como efectos secundarios muy poco frecuentes y respalda la seguridad y eficacia de la fórmula


Redacción / La Voz

El Ministerio de Sanidad y las comunidades han acordado este miércoles reservar de momento la vacuna de AstraZeneca para las personas mayores de 60 años. Sin embargo, como las comunidades ya tienen citadas a personas de 60 a 65 años, según explicó la ministra de Sanidad, Carolina Darias, será la Comisión de Salud Pública, que se reúne este jueves, la que decida si se amplía ese rango de edad, algo «respecto a lo que hay bastante acuerdo», como dijo Darias.

Lo que no está nada claro es que ocurrirá con las personas menores de esa edad que ya recibieron la primera dosis. A nivel de la Unión Europea, donde este miércoles se reunieron los ministros de Sanidad, se manejan dos escenarios. El primero pasa por esperar los resultados de los estudios científicos que hay en marcha en el Reino Unido sobre la administración de una segunda dosis de un laboratorio diferente al de la primera. El otro se centra en la posibilidad de no poner ya la segunda inyección porque solo la primera tendría una eficacia del 70 %.

En Galicia, el Sergas ha confirmado este jueves que ya se está reprogramando el plan de vacunación previsto para estos días tras la decisión tomada ayer. 

La decisión llega después de que el comité de farmacovigilancia (PRAC) de la Agencia Europea del Medicamento (EMA) concluyese que hay «un posible vínculo» entre los casos raros de trombosis detectados y la vacunación contra el covid-19 con dosis de AstraZeneca. Unos coágulos de sangre muy raros, asociados a niveles bajos de plaquetas en la sangre, que a partir de ahora deberán incluirse como «efectos secundarios muy raros», para que las personas que reciban la vacunas y los servicios sanitarios puedan estar atentos y actuar en consecuencia.

«Las personas que han recibido la vacuna deben buscar asistencia médica de inmediato si desarrollan síntomas de esta combinación de coágulos sanguíneos y plaquetas bajas en sangre», señalan desde la agencia, que también explica que la mayoría de los casos detectados -en total han estudiado en profundidad 62 casos de trombosis del seno venoso cerebral y 24 de trombosis de la vena esplénica- se han dado entre mujeres menores de 60 años y dentro de las dos semanas posteriores al tratamiento.

Por tanto, la EMA en ningún caso recomienda que se deje de administrar esta vacuna porque «la combinación informada de coágulos sanguíneos y plaquetas bajas en sangre es muy rara, y los beneficios generales de la vacuna para prevenir el covid-19 superan los riesgos de efectos secundarios».

Eso sí, destaca «la importancia de un tratamiento médico especializado inmediato» al que los pacientes deben acceder si detectan «dificultad para respirar, dolor en el pecho, hinchazón en las piernas, dolor abdominal persistente, pequeñas manchas de sangre bajo la piel más allá del lugar de la inyección o síntomas neurológicos, incluidos dolores de cabeza intensos y persistentes, o visión borrosa».

Los expertos de la EMA no han podido identificar un factor de riesgo para estos eventos, como la edad, el sexo o un historial médico previo, aunque una «explicación plausible (a estos casos raros de coagulación sanguínea) es que son una respuesta inmune a la vacuna» en algunas personas, por lo que el PRAC ha solicitado nuevos estudios para tratar de recopilar más información y tomar las medidas adicionales necesarias.

La directora ejecutiva de la EMA, Emer Cooke, subrayó, en una rueda de prensa telemática desde la sede de la agencia en Ámsterdam, que el covid-19 es una «enfermedad muy peligrosa» y las vacunas son «muy importantes para luchar contra la pandemia», lo que incluye AstraZeneca, que «se ha demostrado altamente efectiva» contra el coronavirus.

«El PRAC ha confirmado que los beneficios de la vacuna de AstraZeneca para prevenir el covid-19 en general superan a los riesgos de efectos secundarios», añadió Cooke, que reiteró que «tras un análisis en profundidad, se ha llegado a la conclusión de que los casos notificados de coágulos sanguíneos inusuales posteriores a la vacunación deben incluirse como posibles efectos secundarios de la vacuna».

Menores de 30 años en el Reino Unido

La agencia reguladora de medicamentos humanos del Reino Unido (MHRA), también acaba de ofrecer este martes, en el paralelo a la EMA una conferencia de prensa en la que sus especialistas dijeron que a las personas menores de 30 años, si están sanos y no tienen un riesgo alto de covid, se les debe ofrecer una alternativa a la vacuna de AstraZeneca, si la hay disponible en su zona, según informa el diario británico The Guardian.

La directora ejecutiva de la agencia, June Raine, ha explicado que «ninguna vacuna o medicamento está exento de riesgos», y aunque existe «una alta probabilidad» de que la vacuna esté generando estos efectos secundarios extremadamente raros, «los beneficios de la vacuna continúan superando a los riesgos para la gran mayoría de las personas».

Raine detalló que hasta el 31 de marzo se habían administrado más de 20 millones de dosis de esta vacuna en el Reino Unido y se han detectado 79 casos, con un total de 19 muertes, tres de ellas en personas menores de 30 años y siempre después de la administración de la primera dosis. El riesgo, por tanto, es de «aproximadamente cuatro personas por millón», con lo que resulta imposible que estos efectos adversos extremadamente raros se pudiesen detectar con los ensayos clínicos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
19 votos
Comentarios

La vacuna de AstraZeneca se administrará solo a personas mayores de 60 años