El termómetro llegará hasta los 40 grados

A partir de hoy, las máximas comenzarán a ascender de manera progresiva debido a la irrupción de aire africano


Todo apunta a que España afrontará esta semana la segunda ola de calor del verano, que se produciría pocos días después de la primera, sin dejar tiempo a que el organismo se alivie. El termómetro ha dejado varios registros históricos en la Península. Sin duda, el más significativo fue el de 45,7 grados, que se midió en la estación meteorológica de Vélez-Málaga. Se trata de la cifra más elevada de todo el 2020 en Europa.

Un estudio reciente de la Aemet señala que la frecuencia de episodios cálidos o extremadamente cálidos ha aumentado en las últimas cuatro décadas, siendo esa frecuencia diez veces superior en las dos primeras décadas del siglo XXI en comparación con las décadas de los ochenta y noventa del siglo XX. Además, las masas de aire son cada vez más cálidas: los datos diarios de temperatura a 1.500 metros de altura para todas las capitales de provincia indicaron que la media de temperatura en la década de 1980 fue de 15,48 grados, mientras que en la segunda década del siglo XXI fue de 16,78, lo que supone un incremento de 1,30 grados en las últimas cuatro décadas.

A partir de hoy, las temperaturas irán ascendiendo de manera generalizada en todo el país, y también en Galicia. Después de un par de jornada de humedad en el norte de la comunidad gallega y temperaturas normales para la época del año, el anticiclón de las Azores comienza a reforzarse. El radio de acción del sistema de altas presiones abarca desde el Atlántico hasta Francia. Regresan también los vientos del nordeste, que además ayudarán a canalizar el aire cálido procedente del norte de África hasta Galicia.

El día comenzará con intervalos de nubes bajas en el tercio norte y nieblas en el interior, que darán paso a una jornada de cielos poco despejados en general. Las temperaturas ascenderán, especialmente en la mitad sur de Galicia, donde las máximas oscilarán entre los 28 y los 34 grados.

Mañana el tiempo seguirá siendo seco y cálido. Los únicos matices son las típicas nubes de estancamiento en A Mariña y las nieblas costeras que podrían formarse en las Rías Baixas, debido al viento flojo.

El jueves Galicia continuará bajo el abrazo de las altas presiones y recibiendo aire cálido desde el continente africano. El cielo permanecerá despejado en general, con nieblas costeras en el litoral norte y formación de nubes de evolución en el interior, que podrán dejar algún chubasco de carácter tormentoso en las provincias de Lugo y Ourense. Las temperaturas ascenderán ligeramente.

En el interior, las máximas podrían llegar a registrar valores de hasta 40 grados, algo que no sería la primera vez este verano. Las mínimas también serán altas, rozando los 20 grados en muchas localidades.

Durante el fin de semana el tiempo presentará pocos cambios: el cielo seguirá muy despejado, y en el interior podrían formarse algunos sistemas tormentosos a últimas horas de la tarde. Las temperaturas seguirán siendo altas.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
10 votos
Comentarios

El termómetro llegará hasta los 40 grados