El verano se instala en Galicia

El anticiclón parece estabilizarse para dar paso a jornadas calurosas y soleadas


la voz

Después de un mes de junio poco soleado —el único mes del 2020 que, hasta el momento, estuvo por debajo de la media—, por fin parece que el anticiclón ha decidido instalarse en Galicia, al menos a corto plazo. Ayer ya pudimos disfrutar de una jornada soleada y calurosa en toda la comunidad, algo que se hizo esperar durante los últimos días, en los que las nieblas y la nubosidad apenas dejaron que luciera el sol en la costa, aunque sí lo había hecho ya en el interior.

Para este miércoles, según la previsión de Meteogalicia, se espera que sigamos bajo la influencia del anticiclón de las Azores, con aire frío en altura, lo que aumentará la inestabilidad atmosférica. Con esta situación, se espera que aparezcan bancos de niebla por la mañana en zonas del interior, que darán paso a cielos poco nublados o despejados en general, con la única excepción de alguna nube en el extremo norte.

Por la tarde crecerán nubes de evolución y no hay que descartar algún chubasco tormentoso en el sureste del territorio. Las temperaturas mínimas no experimentarán cambios significativos y las máximas sufrirán un pequeño descenso. Los vientos soplarán del nordeste, fuertes en el litoral norte, flojos con intervalos de moderado en el norte y con menos intensidad en el resto.

Para el jueves podremos disfrutar de otro día plenamente veraniego en toda la comunidad. Habrá de nuevo cielos despejados, con alguna nube en el norte y algún chubasco tormentoso, típico del verano. Las temperaturas se mantienen altas, aunque habrá diferencia en las máximas desde los 21 de A Coruña hasta los 35 grados de Ourense. El viento amainará un poco y soplará de componente flojo con intervalos moderados.

La jornada del viernes será algo más nublada en el norte por los restos de un frente que rozará la comunidad. En esa zona habrá posibilidad de algún orballo ocasional, y las temperaturas bajarán ligeramente.

Pero a partir del fin de semana, y al menos al principio de la semana que viene, el anticiclón se recolocará y la probabilidad de lluvia será muy baja. Las temperaturas serán altas en general, especialmente en la mitad sur del territorio, donde se mantendrán las máximas alrededor de los 30 grados.

Estas son las razones por las que el tiempo parece que se ha vuelto loco

La Voz
Personal de los equipos de socorrismo de Gijón, vigilan el baño de los usuarios de la playa de San Lorenzo
Personal de los equipos de socorrismo de Gijón, vigilan el baño de los usuarios de la playa de San Lorenzo

Cinco provincias españolas está en alerta por calor mientras que Asturias no llegará a los 20 grados

Las provincias de Granada, Málaga, Albacete, Murcia y Valencia continuarán este jueves en aviso amarillo por temperaturas altas, que oscilarán entre los 30 y los 37 grados mientras que Asturias no llegará ni a los 20 grados. Así aparece en las previsiones de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) para mañana, jueves, 2 de julio. Mientras media España se cuece, Aemet calcula que en Oviedo los termómetros no pasarán de 17 grados, en una temperatura nada usual para esta época del año.

La predicción obliga a rescatar el chubasquero y calzado cerrado. Aemet asegura que el cielo estará nuboso o cubierto, con lluvias débiles generalizadas que se pueden convertir en chubascos más intensos, que serán más frecuentes por la tarde y en la mitad oriental del Principado. No parece muy conveniente realizar planes al aire libre. Por si todo esto fuera poco, para primera hora del día se esperan brumas y bancos de niebla en el interior y en zonas de montaña. Con este panorama, las temperaturas bajas, sobre todo las máximas. De cumplirse, las máximas se marcarían en la costa y en el suroccidente, en Gijón, Navia y Cangas del Narcea con 19 grados.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

El verano se instala en Galicia