Preparando el «sí quiero» con el virus en el aire

Tania Taboada
tania taboada LUGO/ LA VOZ

SOCIEDAD

Manu Díaz

Los encargados de organizar uno de los días más especiales para muchos ven con optimismo la situación tras el Covid

25 may 2020 . Actualizado a las 11:44 h.

La crisis del covid-19 y las primeras medidas adoptadas tras el decreto de estado de alarma por parte del Gobierno han transformado la vida de miles de personas. Una situación todavía más complicada para aquellas parejas que tenían planificado un evento como una boda. Muchas de ellas se han visto obligadas a levantar el teléfono y comunicarle a los encargados de organizar su «sí quiero» que pospondrían su enlace o directamente lo cancelarían. Pero tras la llegada de la desescalada, y muy particularmente la fase 2, numerosas parejas ya respiraron más tranquilas. Y con ellas los organizadores de su evento.

«Tras anunciar el Gobierno que se permitían bodas con cien asistentes, los novios están más tranquilos y optimistas. Para este 2020 tenía 40 enlaces matrimoniales y cambié los de marzo a junio para finales de este año y principios del que viene. Me quedé con 20 y si todo sigue así se celebrarán entre agosto y diciembre», explica el fotógrafo Manu Díaz, que ayer mismo volvía a coger su cámara para hacer una preboda después de cuatro meses apagada.

«El hecho de que en Galicia la situación esté mejor que en otras comunidades, te lleva a ser más optimista, aunque sin relajarte. Creo que si todo sigue así, el aforo limitado a cien se irá ampliando», sostiene este fotógrafo lucense, que opina que las bodas tienen que desarrollarse igual que antes del covid-19. «No puede faltar la barra libre en una boda y es un lío ir con mascarilla al momento cóctel o estar separados a dos metros», opina.