Batalla en el Atlántico: una ciclogénesis explosiva contra el anticiclón

Una profunda borrasca, más típica del invierno que de finales de mayo, amenaza a la comunidad gallega.

Imagen satelital de la borrasca explosiva en el Atlántico
Imagen satelital de la borrasca explosiva en el Atlántico

Este jueves y sobre todo mañana la humedad en Galicia irá en aumento. En las provincias atlánticas incluso no se descarta que puedan caer algunas precipitaciones débiles por la mañana debido a la llegada un frente muy deshecho. El origen de las lluvias es una potente borrasca que ha experimentando un proceso de ciclogénesis explosiva. Su presión mínima central cayó más de 20 milibares en menos de 24 horas durante el recorrido por el Atlántico. 

Los conceptos como bomba meteorológica o ciclogénesis explosiva no son ninguna invención reciente de los medios de comunicación, sino términos con mucha historia que surgieron en el seno de la comunidad científica en un período muy concreto. Varios de los descubrimientos fundamentales en la ciencia de la atmósfera se produjeron coincidiendo con los conflictos armados del siglo XX. En los años de la Segunda Guerra Mundial, cuando el mundo asistió a la detonación de la bomba atómica y todo parecía estar a punto de explotar, los meteorólogos empezaron a referirse con adjetivos como explosiva o sustantivos como bomba a las borrascas más potentes.

La presencia de este tipo de sistemas de bajas presiones tan profundo suele ser más habitual durante el invierno y no tanto en esta época del año. La presión en el centro ha descendido hasta los 970 milibares. El ciclón se ha desarrollado en buena medida a partir de la humedad procedente de la tormenta tropical Arthur, la primera de la temporada en el Atlántico.

Afortunadamente en la comunidad gallega el impacto va a ser mínimo gracias al escudo anticiclónico. Las altas presiones de las Azores se han retirado ligeramente en las últimas horas, pero frenarán el paso de la borrasca explosiva, desviándola hacia el norte de Europa.

Además, a partir del sábado, el anticiclón comenzará a ganar intensidad. El viento, que en las próximas 48 horas, será de componente oeste, soplará del nordés. El tiempo volverá a ser seco y las temperaturas ascenderán en la mitad sur mientras que en A Coruña y Lugo, especialmente en el litoral, las máximas no serán tan altas debido a la influencia del viento de componente norte, que soplará con intensidad.

El domingo será un día más seco y caluroso. El cielo estará despejado en toda la comunidad y el termómetro experimentará un ascenso generalizado. En las provincias del sur se superarán los 30 grados y en el norte los 24, aunque el viento seguirá suavizando la sensación térmica, sobre todo en la costa.

A partir del lunes, los diferentes modelos meteorológicos siguen apostando por un nuevo reforzamiento de las altas presiones, cuya influencia abarcará todo el océano y buena parte del continente europeo. Esta configuración se traducirá en cielos prácticamente sin nubes, excepto en A Mariña, e importantes anomalías de temperatura sobre los valores habituales para finales de mayo debido a la irrupción de aire cálido desde el sur peninsular.

La batalla meteorológica que tendrá lugar en el Atlántico durante las próximas horas entre la ciclogénesis explosiva y el anticiclón tiene un claro vencedor. Cuando las altas presiones están tan reforzadas poco pueden hacer las borrascas.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
17 votos
Comentarios

Batalla en el Atlántico: una ciclogénesis explosiva contra el anticiclón