Un nuevo balance cifra en 41.000 los británicos muertos por COVID-19, el doble de los del informe oficial

La Oficina Nacional de Estadísticas solo recoge los óbitos en hospitales, siendo en residencias y en casas donde más personas han fallecido


Unos soldados realizan las pruebas de COVID-19 a empleados sanitarios en Plymouth
Unos soldados realizan las pruebas de COVID-19 a empleados sanitarios en Plymouth

Londres / E. La Voz

Del COVID-19 se ignoran muchas cosas. Aún no se sabe su origen, si fue producto de un error humano o si es una mutación, tampoco hay certeza respecto si quienes lo han padecido y sobrevivido pueden volver a contraerlo, pero como si esto no fuera suficiente tampoco se sabe cuántas vidas se ha cobrado. Así el Reino Unido ha visto como en las últimas semanas varias organizaciones públicas y privadas han anunciado que el número de víctimas es superior al que facilitan las autoridades. El último en sumarse a esta danza de cifras ha sido el Financial Times, que asevera que los decesos por esta pandemia podrían alcanzar los 41.102.

El prestigioso diario económico publicó ayer un reportaje, elaborado a partir de datos suministrados por la Oficina Nacional de Estadísticas (ONS, por sus siglas en inglés) y otras fuentes, en que sostiene que las muertes causadas por el coronavirus son más del doble de las que figuran en los informes oficiales. Hasta el miércoles, las autoridades informaron de 18.100 fallecidos en los hospitales, luego de que en las últimas 24 horas registraran otras 759.

El martes, la ONS publicó su última revisión del balance de la pandemia y en él advertía que el número de víctimas mortales por la enfermedad podría ser un 41 % superior a lo divulgado por el Gobierno. El instituto estadístico explicó que estos números los obtuvo tras revisar todos los fallecimientos habidos en Inglaterra y Gales el 10 de abril y las causas que figuraban en los certificados de defunción. El diario, por su parte, indicó que tomó esas mismas cifras y a ellas les sumó las de Escocia e Irlanda del Norte.

Una de las principales críticas que se han formulado a las autoridades británicas es que solo están contabilizando las muertes ocurridas en los hospitales. La ONS advirtió en su último análisis que alrededor del 20 % de los decesos producidos por la pandemia han ocurrido en residencias de ancianos y casas. 

Vacuna a prueba

Pero en medio de la lluvia de las malas noticias, ayer los británicos recibieron una positiva, pues el ministro de Salud, Matt Hancock, anunció que esta misma semana comenzarán las pruebas en humanos de una vacuna contra el COVID-19. «Puedo anunciar que la vacuna del proyecto [de la Universidad de] Oxford será probada en personas desde este jueves. En circunstancias normales llegar a esta etapa tomaría años, por lo cual estoy muy orgulloso», dijo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Un nuevo balance cifra en 41.000 los británicos muertos por COVID-19, el doble de los del informe oficial