Un policía local de Vigo duerme en su coche para no contagiar a su familia, tras interrumpir una fiesta donde había personas con positivos

E. V. PITA VIGO / LA VOZ

SOCIEDAD

Imagen de archivo de un coche de la Policía Local de Vigo
Imagen de archivo de un coche de la Policía Local de Vigo Pita

El agente y otro compañero, que pasa la noche aislado en el sofá, identificaron en un piso a tres extranjeras que habían sido aisladas por el coronavirus

03 abr 2020 . Actualizado a las 16:45 h.

Un policía local de Vigo duerme en su vehículo por miedo a volver a casa y contagiar de coronavirus a su familia, después de hacer una intervención en una vivienda donde había personas con positivo. Su compañero de patrulla, que le acompañó en el servicio, también se ha aislado de sus allegados y pasa la noche en un sofá, apartado, sin tener contacto con sus familiares.

Ambos agentes temen estar contagiados después de entrar en un piso para interrumpir una fiesta de madrugada y en el que residían tres mujeres extranjeras, aisladas en cuarentena en la vivienda tras haber dado positivo en COVID-19 en unas pruebas que se hicieron en el hospital hace unos días.

Los agentes acudieron por una llamada vecinal que protestaba por los ruidos en el piso en la madrugada del jueves. Los patrulleros, que solo iban protegidos con una mascarilla de tela, identificaron a las tres ocupantes y les tomaron su documentación para anotar sus datos sin saber que eran portadoras del virus Sars-CoV2. Lo supieron minutos después, cuando las mujeres les explicaron que estaban aisladas por orden de los médicos.